Empresas de Colombia y México se están estableciendo en Málaga para exportar a Europa

España: "El precio es muy importante, por mucho que los clientes prefieran nuestros aguacates"

En sólo 10 años la importación mundial de aguacate se ha disparado un 171,97% y para 2030 se prevé que la demanda global pase de 2,84 a 4,24 millones de toneladas. Según la Organización Mundial del Aguacate (WAO, siglas en inglés), en Europa el consumo de aguacates ha crecido un 65% entre 2016 y 2018 hasta alcanzar las 650.000 toneladas el pasado año. Sin embargo, la previsión es que en sólo tres años la demanda europea de esta fruta supere el millón de toneladas, casi tanto como lo que hoy consume Estados Unidos (1,1 millones de toneladas). Al menos, estás son las previsiones que barajan las empresas comercializadoras de la provincia de Málaga dedicadas a la exportación e importación de frutas tropicales.

No obstante, advierten de que los países productores exportan cada vez más, a la vez que siguen aumentando sus plantaciones. Este es el caso de Perú. Colombia está también escalando posiciones en los últimos años como nuevo proveedor, a la vez que lleva años aumento su superficie de plantación.

El cultivo de esta fruta en Andalucía supone el 85% de la superficie cultivada en España. Málaga acapara el 69% y Granada el 27%. También hay ya producciones en Cádiz y Huelva, y fuera de Andalucía en Canarias, con el 12% de la superficie cultivada en España, y también en Valencia.

Ante las previsiones de crecimiento del consumo, las empresas comercializadoras de la provincia han acudido a Fruit Logistica dispuestas a incrementar su parte del pastel, aun cuando la producción nacional de aguacate se encuentra en el séptimo lugar del 'ranking' mundial y sin unas perspectivas de poder crecer por los problemas de falta de agua que sufre el sector en las principales zonas productivas: Axarquía y Costa Tropical.

Según el gerente de Frutas Reyes Gutiérrez, Juan Antonio Reyes, si España quiere seguir siendo un jugador a tener en cuenta en el comercio y la producción de aguacates, las administraciones públicas deben apostar decididamente por solucionar el problema de la falta de recursos hídricos. "Tenemos el clima, buenas tierras, experiencia, magníficos científicos y técnicos conocedores del cultivo y sus técnicas, pero si queremos aumentar la superficie de cultivo y por consiguiente producir más, necesitamos agua", ha señalado Reyes.

Debido al alto precio que mantuvo el aguacate español en diciembre, el mercado ha sufrido un "parón total". Para el gerente de Alcoaxarquia, José Antonio Alconchel, la causa ha sido el precio.

En este sentido, el gerente de Sigfrido Fruit, Sigfrido Molina, ha explicado que no puede ser que México esté vendiendo su fruta de mayor calibre a 1,35 euros el kilo y en Málaga se esté cotizando a 3 euros el kilo. "Con estos precios no somos competitivos. En un mundo globalizado, el sector conoce lo que está sucediendo en el mundo y las cadenas de distribución también. Y aunque el consumidor europeo prefiera nuestra fruta por su calidad, no siempre está dispuesto a pagar mucho más", ha señalado Molina. Asimismo ha indicado que de los países productores que están vendiendo ahora aguacate en la Unión Europea (Colombia, Perú, Israel, Chile, México y Marruecos, además de España), "nosotros somos los que más precio tenemos. Los agricultores no quieren cortar la fruta porque esperan precios más altos, pero no hay nada que indique que vayan a subir. Al contrario, si queremos competir debemos bajarlos", ha declarado Molina, que ha advertido que hay empresas de Colombia y México que se están estableciendo en Málaga para exportar sus producciones a Europa.

En términos similares se ha expresado también el adjunto a dirección de Tropico Spain, Francisco Ramírez. "El precio es muy importante, por mucho que los clientes prefieran nuestra fruta", ha insistido.

Según Reyes Gutiérrez, cuando los precios son altos, la propia distribución cubre la demanda con fruta más económica de otros orígenes, "lo que coloca a la fruta española en una zona peligrosa".

Para Miguel Páez, de Tropical Millenium, cada vez cuesta competir más con precios tan altos. El verdad es que el mercado crece, pero España supone menos del 10 % del aguacate que se vende en Europa. "En Málaga se están renovando algunas plantaciones, pero lo cierto es que Perú cada vez produce más y más tiempo", ha señalado.

Según el gerente de Natural Tropic, Prudencio López, el problema de las plantaciones de aguacate de Málaga es que muchas han cumplido ya 50 años y no producen tanto, por lo que hay que proceder a su renovación. La media actual es de unas siete toneladas por hectárea, aunque hay plantaciones que producen hasta tres veces más.

Fuente: diariosur.es


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor