Cinco empresas argentinas firman un convenio con Bayer para combatir el HLB

Para el sector citrícola argentino, la mayor amenaza hoy son una bacteria y un pequeño insecto. La primera ataca las plantas, no tiene cura conocida y en poco tiempo destruye su producción. La segunda, conocida como chicharrita de los cítricos, es el vector que la transmite. En alerta por este problema, cinco compañías del país firmaron un convenio con Bayer para introducir agroquímicos que prevengan la expansión de la enfermedad Huanglonbing (HLB) o greening.

"Es letal para el sector. La producción de naranjas en Florida prácticamente desapareció y Brasil y México están con problemas serios", sostiene Carlos Parravicini, gerente general de la compañía tucumana Argenti Lemon, una de las firmas participantes del acuerdo, junto a San Miguel, Ledesma, Citromax y Citrusvil.

La iniciativa busca introducir en el país dos insecticidas de Bayer contra 'insectos chupadores en frutas' entre los que se incluye el Diaphorina citri. Los productos ya se comercializan en otros mercados como Chile o los Estados Unidos y demandará una inversión superior a los US$200.000 en pruebas y análisis de resultados.

Para su ingreso al mercado, deberán ser analizados y homologados por el Senasa, el ente oficial que se regula y fiscaliza el sector agroalimentario.

"El objetivo es que cinco grandes empresas trabajen en buscar soluciones para que luego puedan ser utilizadas por toda la industria", sostuvo Martín Carignani, country manager para la Argentina de San Miguel y presidente de Acnoa, la asociación que nuclea a los productores de cítricos del noroeste argentino.

El plan se concentrará en las provincias de esa región (Tucumán, Jujuy, Salta), la mayor productora de cítricos del país que aún está libre de esta patología. En cambio, el HLB sí ingresó desde Brasil al Litoral, donde ya compromete a algunas plantaciones.

Las pruebas comenzaron en las plantaciones del NOA el año pasado y continuarán en 2019. La expectativa es que los productos, presentes con marcas comerciales en otros países, sean avalados a fines de 2020, para su utilización a partir de la campaña 2021.

"Los componentes son los mismos que se emplean en otros países, pero es necesario realizar ajustes técnicos en el país", explican en Bayer, en referencia a variables como el nivel de lluvias, la humedad del ambiente o la variedad de las plantas.

Fuente: lanacion.com.ar


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor