Florencio García, de Kantar Worldpanel

"Los españoles están dispuestos a pagar más por productos que proporcionen un valor diferencial"

El sector Gran Consumo ha crecido un 0,7% en valor en 2018, según el informe “Balance de la Distribución y Gran Consumo 2018” presentado hoy por la consultora líder en paneles de consumo Kantar Worldpanel. En términos de volumen, el mercado ha retrocedido un 1,1%, lastrado por un freno poblacional que impide crecimientos en volúmenes, y por un consumo fuera del hogar que es cada vez mayor.

Según Florencio García, Iberia Retail Sector Director en Kantar Worldpanel: “Los hogares españoles siguen pendientes del precio, pero están dispuestos a pagar más por aquellos productos que les proporcionen un valor diferencial”. Esta tendencia se nota especialmente en la alimentación envasada, una sección en la que, a pesar de consumir un 0,6% menos, los españoles se han gastado un 1,9% más que hace un año. Es decir, el precio que han pagado por su cesta de productos envasados ha subido un 2,5%. Este incremento se debe en gran medida a un cambio del mix de productos y a una búsqueda de mayor valor añadido en cada compra ya sea con variedades más premium o con opciones más saludables. En esta línea y a pesar de su importante prima de precio, la comida eco/bio envasada ha experimentado un crecimiento de un 19% respecto a 2017.

La sección que más ha frenado los crecimientos de Gran Consumo es la de Productos Frescos: los españoles hemos comprado cerca de un 2% menos a pesar de mantener el gasto casi al mismo nivel (-0.2%). La distribución moderna ha convertido los frescos en el eje principal de sus estrategias y ha logrado incrementar el gasto en un 2,4%, en detrimento del canal especialista, que concentra un 35% de las ventas y experimenta una caída del 5% en 2018.

En general, a la hora de comer, el consumidor español sigue buscando disfrutar, pero busca además practicidad (convenience) y salud, sin dedicarle mucho tiempo al proceso. Por esta razón, cada vez son más comunes los momentos de consumo entre horas, fuera de las comidas principales.

La buena imagen de los productos frescos y el posicionamiento como el punto intermedio en el trasvase desde los mercados tradicionales a la distribución moderna, permiten a los súpers regionales seguir creciendo y mantenerse como alternativa de crecimiento para las marcas de fabricante.

El e-commerce continúa su lento avance en el mercado de Gran Consumo español. Alcanza una cuota del 1,6% de las ventas, ganando 0,1 puntos respecto a 2017, pero siendo el único canal que suma compradores. Todavía lejos de los números de Francia (5,6%) y Reino Unido (7,2%), el obstáculo para un mayor crecimiento es el alto número de tiendas existentes en España, sumado a la dificultad para vender frescos mediante el comercio electrónico en un país tan vinculado a estos productos.

En general, a la hora de comer, el consumidor español sigue buscando disfrutar, pero busca además practicidad (convenience) y salud, sin dedicarle mucho tiempo al proceso. Por esta razón, cada vez son más comunes los momentos de consumo entre horas, fuera de las comidas principales.

Florencio García concluye: “En 2019 veremos un mercado español donde las líneas entre opciones de compra y consumo se hacen cada vez más finas. El consumidor tendrá la opción de comprar comida para llevar en un supermercado, pedirla a casa de un restaurante, o que su compra de toda la vida le llegue a casa el mismo día que la pida, y alternará y explorará todas estas opciones, abriendo un interesante panorama en busca de crecimientos en valor que superen el lastre del freno poblacional”.

Fuente: Kantar Worldpanel


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor