Ante la amenaza de un "brexit" caótico, los supermercados británicos se afanan por asegurarse las existencias

Según las autoridades del sector alimentario, si el Reino Unido abandona la Unión Europea el mes próximo sin llegar a un acuerdo en términos comerciales, los británicos podrían sufrir escasez de alimentos frescos, aumento de precios y reducción de la variedad.

Sin un acuerdo a la vista mientras la fecha de salida, fijada el 29 de marzo, se aproxima, los supermercados están haciendo acopio de existencias, buscando suministros alternativos y probando nuevas rutas para hacer frente al atolladero que se prevé en las fronteras.

Sin embargo, hay algunos problemas enormes. "No se puede hacer acopio de frutas y hortalizas frescas, no hay espacio para ello y no se mantendrían frescas", dice Tim Steiner, director de Ocado, pionero del supermercado digital.

Las advertencias, entre las que se incluyen la necesidad de racionamiento, forman parte de un coro de preocupaciones expresadas por las empresas que afirman sentirse abrumadas por la incertidumbre en lo que antes se consideraba un bastión de la estabilidad económica y política de Occidente.

La última vez que el suministro de alimentos del Reino Unido se vio afectado de gravedad fue cuando las protestas por el combustible espoleraron las compras por pánico hace casi dos décadas, lo cual obligó a algunos supermercados a racionar la leche y el pan para advertir de que las existencias se agotarían en días.

Según reuters.com¸ los ejecutivos de la cadena de alimentación afirman que el Reino Unido está mejor preparado que en el año 2000, pero es posible que las perturbaciones sean más extendidas y duren más que los pocos días que tardó en resolverse el conflicto del combustible.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor