Resumen del mercado global del melón y la sandía

En los meses de invierno, la demanda de melones y sandías en Norteamérica y Europa es tradicionalmente menor por las temperaturas. El estado de ánimo lo determina la oferta de Latinoamérica. El inicio de la temporada de lluvias en Brasil está causando preocupación entre los importadores españoles. Los importadores estadounidenses están viendo caer los precios como resultado del aumento de la demanda. Los franceses prefieren esperar a la cosecha del Charentais local. En Sudáfrica, los productores de maíz han estado plantando sandías esta temporada con la esperanza de ganar dinero rápido, ¿pero es posible?

Los franceses esperan al Charentais
Hay suficiente volumen de melones Honeydew, Cantaloupe y Galia, según un comerciante. En el caso del Galia y Cantaloupe, el mercado acaba de hacer la transición de las importaciones de Brasil a las de Honduras. Costa Rica es el proveedor de sandía más importante. Brasil suministra Honeydew y melones verdes. La demanda es lenta, ya que los franceses consumen melones principalmente en los meses de verano. El mercado francés es muy susceptible al clima. El consumo comienza en marzo o abril, cuando las temperaturas suben, y es mucho más bajo fuera de los meses de verano. Además, la oferta importada no es capaz de satisfacer la demanda. Los franceses suelen consumir los melones que conocen. La variedad Charentais supone el 80% del consumo en los meses de verano. Para los productores de Latinoamérica, es difícil cultivar y enviar un melón comparable al Charentais o Cantaloupe.

España: Menos Piel de Sapo de Brasil
El Piel de Sapo es el melón con más cuota de mercado en España, tanto en términos de cultivo como de consumo. Es un melón que también se cultiva en Brasil en otoño e invierno. A principios de la primavera, hay algunas semanas con producción de Senegal. Ahora mismo, Brasil está solo en el mercado con una temporada que parece estar yendo un poco mejor que el año pasado. Sin embargo, en total Europa ha importado menos contenedores de Piel de Sapo brasileño que el año pasado. A partir de enero, las ventas cayeron a consecuencia de la disminución de la demanda por las bajas temperaturas. Con la primavera en el horizonte, el mercado se está animando otra vez, pero la temporada de lluvias de Brasil está haciendo caer la oferta. Desde el punto de vista del precio, marzo y abril son meses interesantes, pero los importadores españoles están especialmente preocupados por las lluvias, ya que no se pueden predecir sus efectos.

Italia: Precios bajos para los melones importados
Los precios de los melones importados de Sudamérica han sido decepcionantes. El motivo es simple: la oferta de melones de importación ha superado la demanda, según explica un mayorista del mercado mayorista de Padua: “Los precios suelen tender a la baja. Por ejemplo, el precio medio del Honeydew es 0,70 Euro/kg. Al Cantaloupe le va un poco mejor, con un precio que oscila entre 0,80 y 0,90 Euro/kg. En lo que a precios respecta, es un año difícil”.

El mayorista ofrece melones todo el año. Si bien el mercado es menor en los meses de invierno, hay suficiente demanda de la GDO y la exportación. Los melones se envían a Italia desde Sudamérica y Centroamérica. Los melones amarillos se importan de Honduras, Costa Rica y Panamá. Estos melones son más atractivos en el sur de Italia que en el norte. Los melones Cantaloupe se importan de Senegal, al que se unirá Marruecos a partir de marzo.

Muchos consumidores están esperando el inicio de la temporada italiana. Los primeros melones de Sicilia están previstos a finales de marzo, pero todo depende del tiempo que haga. “La plantación de diciembre tiene buen aspecto, hay buen cuajado”, afirma un productor siciliano. La fruta más grande que hay ahora tiene el tamaño de una pelota de ping-pong. Se espera que los melones estén maduros para la primera semana de abril, pero los volúmenes serán limitados. En cuanto a la plantación de enero, aún es muy pronto para hacer predicciones. “Esperamos buenos volúmenes a partir del 5 de mayo”, dice un productor.

Países Bajos espera una mayor oferta de melón de Costa Rica
Los melones brasileños suelen ser reemplazados por la producción costarricense. La temporada brasileña ha ido bien, con precios notablemente altos para los melones Cantaloupe, aunque también han caído considerablemente al final de la campaña. Los melones Piel de Sapo han tenido un buen comienzo, una media temporada menor y un final razonable. Ahora mismo Costa Rica está enviando minisandías y melones amarillos, Galia, Cantaloupe y Pie de Sapo. En total, la oferta de melón de Costa Rica ha subido en torno a un 15-20%. Ha hecho un tiempo excelente durante el crecimiento y la cosecha de la fruta, y los rendimientos y la calidad son buenos.

"De media, Centroamérica empezó a enviar sandías tres o cuatro semanas antes de lo habitual. Los volúmenes procedentes de Panamá y Costa Rica está previsto que crezcan y sean más estables a partir de finales de febrero. Se han plantado muchas sandías con la esperanza de que se repitan el buen tiempo y las buenas cifras del año pasado. La superficie dedicada a los melones Honeydew, Galia, Cantaloupe y Piel de Sapo en Costa Rica es algo más reducida que el año pasado”.

Los productores australianos sufren el mal tiempo
El fin de semana pasado, se celebró la 25.ª edición del Festival del Melón de Chinchilla en Darling Downs, Queensland. En esta edición del festival, que se organiza cada dos años, las sandías ocupan un espacio central. El acontecimiento atrae a unos 20.000 visitantes a esta pequeña localidad, conocida como “la capital del melón” de Australia, y brinda al sector una oportunidad para promocionar la fruta.

En los últimos años, los productores de la región se han enfrentado a varios retos: parte de la cosecha se perdió por las inundaciones, el granizo y la sequía. Un productor explica a los medios locales que necesitaron dos o tres veces más agua para cosechar mil toneladas.
Las cifras de producción más recientes de Hort Innovation (para el año con cierre en junio de 2017) señalan que el volumen de sandía se situó en 164.126 toneladas valoradas en 96,4 millones de dólares. Las exportaciones aumentaron un 21%, hasta situarse en 6.116 toneladas valoradas en 8,5 millones de dólares. Casi la mitad de las exportaciones (48%) se destinaron a la vecina Nueva Zelanda.

China cierra la frontera y los productores de Myanmar tienen problemas
En China, las temporadas de producción de melón tienen una distribución muy uniforme, lo cual beneficia al precio de mercado, porque así no llega todo al mercado al mismo tiempo. En estos momentos se encuentran en el mercado chino melones de Myanmar, Hainan y Dhai. En estas zonas, la temporada empieza en diciembre y continúa hasta abril. Sin embargo, se ha producido una breve interrupción de la oferta de melones de Myanmar porque, a finales de diciembre, se cerró la frontera entre China y Myanmar (Muse). Como resultado, los productores de Myanmar ya no pudieron comerciar con el lado chino y aquello tuvo muchas consecuencias. En diciembre es cuando la temporada de Myanmar alcanza su punto máximo y fue cuando no se pudo comerciar, así que se perdieron muchos melones y hubo ocasiones en que los productores incluso tuvieron que regalarlos. La frontera se reabrió a principios de enero.

Los melones de Shandong y Zhejiang llegan al mercado en abril y están disponibles hasta finales de julio. Los melones de Jilin y Heilongjiang están disponibles a partir de octubre. A las sandías les va muy bien ahora mismo: hay mucha demanda y más tarde, cuando empiece a hacer más calor, subirá. De todos los tipos de melón, el QiLin es el preferido del mercado chino en la actualidad.

Sudáfrica: Los productores de maíz quieren ganar dinero con las sandías
La situación en el mercado de la sandía es interesante en estos momentos. Dado el bajo pagado por el maíz el año pasado como resultado de la abundante cosecha, los productores del Estado Libre y otros lugares decidieron plantar sandías este año para ganar dinero rápido. Este verano ha llovido poco en estas zonas, por lo que muchos campos de sandía están secos. Toda la cosecha de las regiones del centro de Sudáfrica llegaron al mercado a la misma vez después de Navidades, cuando la lluvia alivió los efectos de la ola de calor.

Las vacaciones son una buena época para la venta de sandías. La oferta comienza en el norte y más tarde se traslada al centro a Limpopo. Sin embargo, las últimas lluvias han hecho retroceder la demanda. Hay mucho volumen disponible, pero el alto precio por unidad y la dura competencia de otras frutas de verano aminoran las ventas.

EE. UU.: El aumento del volumen hace caer los precios
El mercado de importación es algo más reducido ahora en cuanto a volumen y, como resultado, los importadores han tenido que recurrir a otros países. Según un comerciante, la situación actual no es especial, en realidad es normal en esta época del año. México ha estado suministrando volúmenes normales, pero desde esta semana Honduras y Guatemala también han empezado a exportar a los Estados Unidos. El comerciante prevé un incremento de los volúmenes.

La oferta de México se ha visto limitada por una enfermedad y esto, unido a que la cosecha de invierno siempre es menor que la de verano, ha determinado el estado de ánimo del mercado. En los Estados Unidos, la demanda está fuertemente relacionada con las condiciones meteorológicas. La demanda sube cuando hace buen tiempo. Sin embargo, también es importante contar con oferta todo el año, porque hay clientes que procesan los melones.

Como la oferta es mayor, los precios han estado algo bajo presión. Hace unas semanas se registró un precio de 0,50 dólares por 0,45 gramos, pero ahora oscila entre 0,25 y 0,30 dólares. La ventaja del aumento de la oferta y del descenso de los precios es que la demanda crecerá.

Suiza: Dos variedades ya son demasiadas
En estos momentos, en el mercado suizo solo hay melones de ultramar. "Estamos vendiendo melones Cantaloupe de Honduras y algunos Galia de Brasil. La demanda no es muy elevada, algo normal para esta época del año", explica un importador suizo. Generalmente, el mercado de la fruta de ultramar no es excelente en esta época, según afirma.

"Solo tenemos estas dos variedades y ya son demasiadas para lo baja que es la demanda". La calidad del producto es menos estable de lo que espera de la fruta europea: "Los melones de ultramar no se pueden comparar con los europeos en calidad, sobre todo por el largo viaje que hacen en barco".

Los melones que se venden en Suiza rondan el calibre 5 o 6, los de mayor tamaño no se demandan. El importador no cree que los calibres grandes lleguen a ser muy apreciados en el norte de Europa. En su opinión, la demanda subirá a finales de abril, cuando comience la temporada del Charentais español.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor