Un nuevo estudio sostiene que el ajo y la cebolla previenen el cáncer colorrectal

Además de un sabor delicioso y de su notable presencia en la dieta mediterránea, las verduras del espectro Allium –el ajo, las cebollas, los puerros, las cebolletas y los chalotes– obstaculizan el desarrollo del cáncer gracias a la presencia de nutrientes como los flavonoles o los compuestos orgánicos de azufre, todos ellos compuestos bioactivos.

Los científicos del Primer Hospital de la Universidad de Medicina de China recientemente se propusieron entender si consumir mayores cantidades de estos vegetales podría prevenir que las personas desarrollen cáncer colorrectal, publicando recientemente los resultados en la revista Asia-Pacific Journal of Clinical Oncology. Mientras que investigaciones anteriores sobre ajo, cebolla y familia en relación al riesgo de cáncer colorrectal produjeron resultados contradictorios, la evidencia a favor de la relación existente crece gracias a publicaciones como la presente.

En esta última investigación los responsables diseñaron un estudio para capturar de forma más fiel el impacto de estas hortalizas como el ajo y la cebolla, comparando a 833 individuos con cáncer colorrectal con 833 participantes de control sin él, similares en edad y sexo y que vivían en lugares similares. Cada participante fue entrevistado y sus hábitos alimentarios se registraron utilizando un cuestionario de frecuencia de alimentos validado.

Los investigadores encontraron que existía una relación significativa entre el nivel de verduras consumido y el riesgo de cáncer colorrectal. Específicamente, en los adultos que consumieron los niveles más altos de hortalizas de la familia Allium, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal fue un 79% más reducido que aquellos que consumieron los niveles más bajos. La correlación también fue significativa tanto en hombres como en mujeres.

Otro estudio con participantes del sur de Europa también encontró una asociación inversa entre la frecuencia de uso de las verduras Allium y el riesgo de varios cánceres comunes. De manera similar, un metaanálisis evaluó los vínculos entre la ingesta de cebollas, ajo o puerros y la presencia de pólipos adenomatosos, que son precursores del cáncer colorrectal.

Fuente: Medical Health News


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor