Un pueblo japonés quiere elevar sus ingresos con el helado de habanero

El pueblo agrícola de Hirata, en el noreste de Japón que vio cómo se desplomaba la demanda de sus frutas y hortalizas después de la crisis nuclear de Fukushima de 2011, ha encontrado una forma de revitalizar su imagen: nos propone probar un helado de pimientos picantes de cultivo local.

Después de la crisis nuclear, tres innovadores agricultores comenzaron a cultivar habaneros por la simpatía que les provocaba el "adorable" aspecto de estos pequeños pimientos chiles, y con la idea de que atraerían a los clientes.

Pero pronto resultó que su cultivo no tenía sentido comercia, porque este pimiento suele ser demasiado picante para el paladar japonés. el habanero, famoso por su endiablado sabor picante, se suele cultivar en Latinoamérica. Los agricultores de Hirata probaron a añadir el pimiento en el miso y en el curry, pero las ventas no remontaron y los pimientos se apilaban.

Entonces, en 2015 decidieron crear un helado de habanero con diversos niveles de picante. Los clientes que soportan el nivel "terriblemente picante" no tienen que pagar.

Cuando se empezó a correr la voz en las redes sociales, comenzaron a llegar personas de otras partes del país dispuestos a aceptar el reto. Por ahora, unas 330 personas han probado el helado y el 90 por ciento se lo ha acabado, con reacciones diversas. Algunos, con lágrimas en los ojos, parecen al borde del llanto, pero se mantienen firmes. Otros parecen saborearlo.

El número de agricultores que cultivan habaneros se ha elevado a 12 desde entonces y ahora pueden venderlos a 470 yenes el kilo, frente a los 250 yenes que sacaban en 2014.

Japantimes.co.jp apunta que, pese a promocionarse como "el pueblo más picante de Japón", los espárragos y otras hortalizas siguen siendo los productos enseña de Hirata.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor