Trazabilidad de frutas y hortalizas con un sistema de etiquetado patentado

Las retiradas de alimentos han sido un problema en los últimos años y han afectado a varios productos. Las noticias sobre alimentos contaminados causantes de enfermedades de las que se han hecho eco los medios han disminuido la confianza del consumidor en los alimentos y en los establecimientos en los que compraban los productos retirados. Para aumentar la confianza del consumidor y la seguridad pública, una empresa de etiquetado asegura que es preciso contar con un sistema de trazabilidad eficaz. Hurst International explica que, gracias a su sistema de etiquetado patentado Print on Demand (POD) Versaprint, ha conseguido una trazabilidad a nivel de unidad.

En el caso de las frutas y hortalizas, la trazabilidad completa es un requisito que solo afecta a la caja, pero los consumidores no compran una caja entera, sino unidades individuales a granel. Una vez vaciada la caja en los establecimientos de venta, se pierde toda trazabilidad, según Hurst. La empresa afirma que su sistema puede incorporar un código adicional de trazabilidad en cada etiqueta PLU. Esta etiqueta se coloca en todos los productos que se venden a granel y, con la inclusión de este código de trazabilidad, se puede hacer un seguimiento inverso de todos los productos hasta su origen. Este sistema de etiquetado también se puede utilizar para anunciar actividades de venta o promociones, que así llegan al consumidor cuando compra los productos en las tiendas.

El código de trazabilidad a nivel de unidad rastrea cada fruta u hortaliza a lo largo de toda la cadena de suministro. Estos códigos de trazabilidad están formados por el número de lote, el código del productor, fecha, fecha juliana, hora, situación de la planta de envasado, las líneas de envasado y la producción. Identificando el origen de cada producto, el productor, expedidor o envasador puede determinar dónde ha estado el producto en una fecha concreta y hacer un seguimiento del proceso para ver quién estuvo en contacto con ese producto. Esto permite una trazabilidad veloz que ayuda a evitar enfermedades transmitidas por los alimentos. Además, más allá de las implicaciones económicas de la retirada de alimentos, no hará falta destruir los productos no afectados. La información incluida en la etiqueta PLU también se puede añadir a un registro contribuido de blockchain para un rastreo eficaz en toda la cadena de suministro.

Hurst dice que el sistema POD es eficiente y fácil de utilizar, e indica que varias empresas ya lo usan en el sector de cítricos, manzanas, peras, frutas de hueso, aguacates, granadas y kiwis. La tecnología de impresión térmica directa permite a los envasadores etiquetar hasta 63 gráficos diferentes a velocidades de hasta 15 frutas por segundo. La empresa añade que la tasa de aplicación de más del 95% reduce los costes de producción y, a su vez, ahorra dinero en el etiquetado. Dado que este flexible sistema puede imprimir varios números y códigos de cultivo cambiantes en la etiqueta, algunos clientes de Hurst lo utilizan para el control y la gestión internos. Se puede usar no solo para identificar un hecho ocurrido en el campo durante el cultivo, sino que también ayuda a identificar problemas mecánicos o irregularidades en la planta de envasado o en la cadena de suministro, finaliza la empresa.

Más información:
Alex Lichtenberg
Hurst International
Tel. +1 (310) 383-8548
alex@hurstinternational.net
www.hurst-international.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor