Un aventurero sufre fitofotodermatitis provocada por el psoralen

Lavarse con limón puede pudrir la piel

Un joven aventurero acaba con las manos "putrefactas" por lavárselas con limón. El extraño caso se produjo por la combinación de los compuestos presentes en los cítricos y el fenómeno del sol de medianoche en el ártico. 

El aventurero, durante su viaje, exprimió rodajas de limón para mezclarlas con el agua de su cantimplora y enriquecerla con vitamina C. Gotas de jugo salpicaron sus manos y más adelante, al no encontrar manantiales, usó este agua para lavárselas. 

Este episodio no tendría importancia alguna si no fuese por el hecho de que dos días después este hombre encontró pequeñas lesiones moradas en sus manos. Sufría una fitofotodermatitis, según el caso publicado en el BMJ Case Reports. Las lesiones amoratadas pasaron a convertirse en ampollas de pus, las cuales asociaban ardor y picor. 

Cuando acudió al hospital a recibir atención médica, se pudo llevar a cabo el diagnóstico de sus males. Las ampollas se habían producido a causa de una reacción química a partir de un compuesto sensible a la luz presente en el zumo de limón. Al entrar en contacto con los rayos ultravioleta (UV) del sol de medianoche, produjeron la dermatitis o inflamación de la piel.

El psoralen es el compuesto presente en el cítrico, que reacciona al ponerse en contacto con la piel humana y se activa con los rayos del sol, explica el Dr. Luit Penninga, coautor del informe y director médico del Hospital Ilulissat de la Región de Salud Avanna (Groenlandia).

Cabe destacar que limones y limas no son los únicos productos vegetales que pueden dar lugar a esta reacción. El apio, los higos, el pasto del prado, la chirivía o algunas malezas, sin olvidar el aceite de bergamota, también podrían provocarla. De hecho, se sabe que los camareros que usan zumo de limón continuamente en la elaboración de cóctel y se exponen al sol también llegan a desarrollar esta enfermedad.

De forma particular, en Groenlandia, existen flores y arbustos capaces de dar lugar a la fitofotodermatitis, incluyendo el mencionado apio silvestre, conocido como kvan (Angelica archangelica). 

Fuente: elespanol.com


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor