¿Es justo seguir malgastando luz en 2019?

En una agricultura que está cada vez más orientada hacia el control técnico de todas las variables, la pregunta obvia es: ¿por qué no podemos identificar qué luz es buena para nuestros huertos?

Iridium® amarillo en Piamonte

Los sistemas de irrigación tecnológicamente avanzados se utilizan cada vez más no solo para ahorrar dinero en las facturas, sino también porque el riego excesivo podría dañar las plantas.

Hemos llegado al punto de dosificar el agua de riego y los elementos nutricionales, y de controlar la composición del suelo, pero ¿no sería importante evitar el exceso de luz también?

Las investigaciones en el ámbito de la agronomía han identificado el pico de la fotosíntesis alrededor de los 30 °C. Es importante que la cantidad de luz no exceda este pico en períodos de alta insolación y, por otro lado, conviene maximizar la cantidad de luz artificial cuando haya poca disponibilidad de luz natural.

Una investigación realizada por la Universidad de Marcas, Italia, demostró cómo las mallas fotoselectivas reducen la cantidad de luz que llega a la planta (v.PPFD) al tiempo que aumenta la tasa de fotosíntesis (v. photosyntesis).

 

Intensidad lumínica y niveles de fotosíntesis

Las mallas fotoselectivas y antigranizo de Iridium® son una solución popular para los huertos, con más de 1.300 hectáreas ya cubiertas en Italia y en el extranjero.

Derecha: vigor y calidad de los kiwis dorados Dorì bajo mallas amarillas antes de la cosecha 

El efecto de la pigmentación del hilo y su malla (2,4 x 4,8, diferente de las mallas tradicionales contra el granizo) permite controlar la calidad de luz que llega a la planta. Además, diferentes colores producen diferentes efectos agronómicos.

Una malla amarilla mejora la materia seca, la firmeza de la pulpa y los parámetros organolépticos del fruto.

La malla Iridium® de color rojo se usa tradicionalmente para mejorar los rangos de temperatura en los meses de septiembre y octubre (por ejemplo, cuando la fruta debe adquirir coloración) y en los meses de verano para las variedades tardías que necesitan más sombra.

El color perla favorece la difusión de la luz con efectos positivos en la coloración de la fruta.

Iridium de color perla en un huerto de manzanas

Por último, pero no menos importante, el color fluorescente combina los efectos de las mallas amarillas y rojas y es muy interesante para los cítricos.

El resultado es particularmente relevante para el norte de Italia y Europa central, donde no hay mucha luz. Estas redes permiten a los productores recrear las condiciones de luz típicas de zonas geográficamente más luminosas, lo que mejora considerablemente la calidad de las producciones.

El personal de Agrintech está disponible para proporcionarle más información o asesoramiento técnico o comercial.

Para más información:
Agrintech Srl
Tel.: (+39) 0828 332978
Fax: (+39) 0828 361955
Email: info@agrintech.it
Web: www.agrintech.it


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor