Cómo CMA CGM desarrolló una pasión por las cebollas

En septiembre de 2016, la empresa de contenedores CMA CGM puso en marcha un servicio permanente entre Vlissingen y África occidental. "Era un servicio que las empresas estaban esperando", dice Eduard Backer, director gerente de CMA CGM Holland. Gracias a su estrecha cooperación con el sector, la naviera desarrolló una verdadera pasión por las cebollas.

CMA CGM es una de las mayores empresas de contenedores del mundo. Cuenta con una flota de 509 buques y utiliza 200 importantes rutas marítimas entre 420 puertos de 160 países. La partida semanal de Vlissingen a África occidental se mantiene con un buque de 4.500 TEU. "Es un nicho de mercado, pero hemos experimentado un crecimiento tremendo, lo que nos permite ofrecer continuidad. Al principio, el servicio solo estaba disponible en temporada alta, pero pronto pudimos tomar la decisión de mantener el servicio todo el año. Verdaderamente, considero que esta es una historia de éxito, tiene gracia que el principio de 'llevar el buque el mercado' siga funcionando".

Éxito
El éxito del servicio hay que agradecérselo en parte a la estrecha colaboración entre los exportadores y Salim Nasri, gerente de ventas comerciales de CMA CGM. Salim se ha convertido en un experto en cebollas. "En temporada alta, se envían muchas cebollas a Dakar, Senegal. Las cebollas se envían a Nuakchot, Freetown y Conakri, entre otros lugares, durante todo el año. Una fecha muy importante para el comercio de cebolla es cuando se agotan las existencias en África y el comercio con terceros ya no se controla", explica Salim. "Todo el mundo está esperando ese momento y se envían grandes volúmenes". Entonces es también cuando los exportadores holandeses de cebolla quieren reservar espacio en los buques. "En temporada alta, el buque se queda pequeño y no hay espacio suficiente. Es como un hotel: si está lleno, está lleno. Si los exportadores reservan a tiempo y calculan bien el espacio que necesitan, no habrá ningún problema".

Como resultado de este servicio, se han abandonado varios eslabones de la cadena de suministro para comerciantes y exportadores, lo que se ha traducido en una mejora del flujo de productos a África occidental, así como en ganancias medioambientales y de tiempo. "Antes, no llegaban buques de gran calado a Vlissingen. Los exportadores utilizaban camiones y buques de navegación interior para llevar las cebollas a Amberes o Róterdam, aunque eso conllevaba más riesgos. Ahora, los exportadores pueden llevar ellos mismos las cebollas al puerto. La demanda de contenedores, en lo que destacamos, también está creciendo. Antes, se cargaban grandes lotes de cebollas en barcos convencionales y no se hacían nuevos pedidos hasta que estos lotes se vendían".

"Por ese motivo, a veces las cebollas pasaban semanas bajo el sol abrasador de Dakar, por ejemplo, nada beneficioso para el producto. Ahora se pueden enviar cantidades más pequeñas en contenedores todas las semanas, lo cual es mucho mejor para la calidad", dice Eduard. Además de los menores costes de transporte, se ha reducido el riesgo de que un contenedor 'pierda el barco' y tenga que esperar en el puerto. "En Vlissingen, los tiempos de espera son mucho más cortos que en Amberes y Róterdam. Es muy molesto que los contenedores pasen en el mar una semana más a causa de los retrasos. El comercio de cebollas se enfrenta a otro riesgo por el volátil precio del producto, que puede caer repentinamente y hacer que las cebollas 'viejas' sean más difíciles de vender", explica Salim. "Un contenedor climatizado tiene cabida para 29.000 kilos de cebollas. Las cebollas se piden a medida. Dakar recibe principalmente cebollas grandes, pero otros países africanos prefieren calibres más pequeños. Los calibres para los diferentes países se pueden envasar por separado en balas de 25 kilos en palés, y todos ellos se pueden transportar en un contenedor".

Durante el viaje, CMA CGM se encarga del envío. "El viaje puede durar varias semanas y es importante que la temperatura se mantenga a 8 grados centígrados dentro de los contenedores climatizados todo ese tiempo. Las cebollas son un producto vivo, y antes tenían que poder respirar, así que la calidad disminuía durante el viaje. Hoy en día, la baja temperatura dentro del contenedor permite detener la actividad de la cebolla, que entra en una especie de coma. Durante el viaje, controlamos que los contenedores climatizados se mantengan en funcionamiento. Una vez trasladamos un envío de cebollas a un nuevo contenedor en Le Havre porque el motor del contenedor había dejado de funcionar. La transparencia durante el viaje en lo que al producto se refiere es cada vez más importante. Ahora ofrecemos localización GPS del contenedor, si se ha producido impactos durante el envío y si el contenedor se ha mantenido cerrado como servicios adicionales, pero espero que se conviertan en la norma en el futuro", explica Salim.

Temporada difícil
El comercio de la cebolla ha tenido una temporada difícil en 2018, el seco verano ha dejado sus marcas en Zelanda en particular. CMA CGM lo ha notado en los volúmenes. "Este año hay menos cebollas y a menudo son más pequeñas. Para nosotros, eso significa que hemos hecho menos envíos este año pasado. Somos una empresa impulsada por el volumen y no podemos compensar nuestro servicio en precio. Los volúmenes de cebollas que transportamos son considerablemente estacionales, en cualquier caso. Cuando las fronteras se cierran en África, los volumen caen significativamente, pero en parte gracias a la mejora de las oportunidades de transporte y a la mejora de la calidad, ahora tenemos volumen de sobra para mantener el servicio en funcionamiento todo el año. La gente también debe garantizarte los envíos, y por suerte tenemos mucho apoyo del sector, así que no deja de llegarnos trabajo".

Así, pues, con la puesta en marcha de este servicio, CMA CGM se familiarizó mucho con el mundo de las cebollas. "Llevo toda la vida dedicado al transporte de contenedores. Mi parte favorita sigue siendo saber qué hay en los contenedores; la importancia de los envíos y para los envíos. He visitado a los exportadores varias veces. Es fascinante lo que consiguen hacer. Para ellos, se trata de lograr velocidad, por lo que es ventajoso trabajar juntos. Cuanto más sabemos, mejor respuesta podemos dar a la demanda", concluye Eduard.

Más información:
rtm.ebacker@cma-cgm.com
rtm.snasri@cma-cgm.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor