Ajo y castaña fresca, seca y en harina: un mercado en auge

Ajo español: "Ofreciendo calidad podremos competir con China"

Hablando con Miguel Campelo, gerente e hijo de los fundadores de Campelo en 1967, vienen a la mente dos ideas: visitar sus sotos y comer ajo negro.

Productor de 3.500 toneladas de castañas, nueces y ajo (blanco, morado, spring y negro), su compromiso con la calidad y el cliente es palpable. Conoce el producto, el mercado y enfoca la sostenibilidad en el corporativismo: “Es importante impulsar un cambio en las mentalidades y que el agricultor deje de ser el enemigo del almacén para convertirse en su aliado”, comenta el gerente.

Esta empresa del Bierzo (León) con sotos en una situación geográfica de suelos y condiciones climatológicas excepcionales, obtiene el crecimiento de una gran variedad tipológica de castaños. 

La castaña fresca de esta zona tiene renombre nacional (el 20% de su producción se destina a España) y está ampliando su mercado internacional. “La castaña fresca es preciada en el mercado europeo, siendo Francia e Italia los principales consumidores y transformadores”, precisa Miguel Campelo. "También la harina de castaña premium producida en Campelo, de calidad suprema, está ganando terreno a nivel internacional. Su fineza la hace apta para infinitas transformaciones (repostería, panadería, etc.) y celíacos".

Conchita Campelo, fundadora de la empresa

Pero su producto estrella es el ajo negro: suave, no repite y el quinto sabor, umami. Si antes el ajo era impopular comida de pobres, el ajo negro se ha convertido en un superalimento, impulsado por estrellas Michelin, como Manolo de la Osa y Ferran Adrià. Los productores ya no abastecen solo a restaurantes gastronómicos, sino a clientes internacionales, en un nicho de mercado, llegando a cualquier lineal del supermercado local. 

Obtenido a partir de ajo blanco o morado tras una fermentación de entre 30 y 60 días en ambientes controlados, su elaboración requiere experiencia.   

Actualmente, Campelo exporta a numerosos países: “El ajo es un producto codiciado que atrae mercados mundiales. Sin embargo, en los últimos 5 años, el precio del ajo chino nos somete a presión. Afortunadamente, el cliente exigente reconoce la calidad, y la del ajo español es indiscutible”, puntúa Miguel Campelo.

“Para mantener esta calidad y competir con el mercado a largo plazo, el corporativismo es clave. Nuestro sector necesita compromiso, contratos de larga duración y la concienciación de generaciones futuras. Solo manteniendo la calidad España mantendrá su posicionamiento”, opina Miguel Campelo.

De esta visión, surge el compromiso social de Campelo, que participa en proyectos pedagógicos para acercar el campo a los niños: “Mis padres fundaron la empresa y me inculcaron la responsabilidad a largo plazo. Me hablaban de la importancia de generaciones futuras: 'Planta un manzano para ti, un castaño para tu hijo y un olivo para tu nieto'. Esta es mi visión: transmitir el respeto por el patrimonio rural agrícola".  

Y cuando innovación y tradición van de la mano, nacen productos novedosos, como el que Campelo nos ha prometido en breve. Estamos a la expectativa. 

 

Para más información:
Miguel Campelo
Campelo SA
Urb. El Guindaledo s/n
24500 Villafranca Del Bierzo
T: 34 987540064
info@campelo.net
www.campelo.net


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor