"Sin políticas viables, es imposible ser joven emprendedor en agricultura"

Agronuquel: Un huerto ecológico que alimenta a Inditex

Bárbara Rivera (Neda, A Coruña) empezó en 2013 con 1.000 metros de invernadero. Su idea era cultivar alimentos sanos para sus hijas y conciliar trabajo y familia. Ahora, alimenta a los trabajadores de Inditex. 

Esta joven, con experiencia en el huerto familiar, vio futuro en el cultivo ecológico. Empezó invirtiendo dinero en un invernadero de segunda mano y cinco años más tarde adquirió uno nuevo de 2.000 metros. Ahora posee 1 hectárea con certificado del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega).

La calidad de su cosecha ha conquistado a empresas como los supermercados Gadisa y el gigante Inditex, que se llevan el 90% de su producción. El resto va a tiendas, colegios, guarderías y comedores.

Desde hace 3 años tiene una persona en plantilla pero trabaja 7 días por semana. “Para ser agricultor hay que sentir pasión por la tierra. Es un trabajo exigente y a menudo ingrato: la agricultura no es para todos”, comenta Bárbara. “Los comienzos son difíciles y cumplir los requisitos de ciertas subvenciones es a veces imposible, especialmente en un sector agrícola inestable”, puntualiza Bárbara.

“La agricultura ecológica y, especialmente, los autónomos que empiezan necesitan apoyos del Gobierno. Sin ellos no se impulsa el sector”, comenta la gerente de Agronuquel.

Sus clientes son empresas potentes que apoyan la economía local dinamizando un cambio global. El comedor de Inditex es un ejemplo, ofreciendo a sus empleados comida sana a un precio irrisorio.

“Hay un giro, grandes empresas exigen productos de cercanía y ecológicos. El cambio desde arriba es importante, no solo a nivel de empresas sino también Gobiernos. Es el paso necesario para un cambio sostenible”, comenta Bárbara.

“La alimentación sana para mí es esencial, un tema indiscutible”, añade. "Pero los cultivos siguen modas: la rúcula, un cultivo que desconocía, ahora tiene demanda y es sencillo en cultivo ecológico. Otro cultivo fácil, por no ser vulnerable a plagas, enfermedades y que se adapta al clima de Galicia, es la acelga verde. Sin embargo, no se pone de moda ni destrona la acelga amarilla de Lyon", sigue Bárbara.

La campaña de verano dura unos 3 meses en la zona y su clima permite innumerables cultivos: hay suficiente luz, temperaturas que no exceden los 25 grados y humedad. Bárbara cosecha tomate rojo de ensalada, tomate negro de Santiago (carnoso, de poca pepita, buen calibre, poco jugo y sabor increíble), pimientos (lamuyo, italiano y piquillo), calabacín y pepino. Durante todo el año: acelga, espinaca, lechuga (lisa, roble y rizada), guisante tirabeque, calabaza, berenjena, etc. En verano todos estos cultivos son rápidos.

“Esta campaña tendrá una cosecha imprevisible. Las temperaturas calurosas de febrero y marzo adelantaron el producto, ahora el frío ralentiza el crecimiento”, aclara Bárbara Rivera.

“Mi única competencia es la producción propia de los minifundios, y la falta de concienciación. La gente confunde 'producto casero' con  'ecológico'”, concluye Bárbara.


Más información:
Bárbara Rivera
Agronuquel
Costa da Silva
15510 Neda (A Coruña)
T: +34 686 823 116
agronuquel@gmail.com
agronuquel.weebly.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor