Aplicación web Chill-Chain

Más visibilidad en el sector logístico

El sistema de gestión digital de la cadena de suministro Chill-Chain, con sede en el Reino Unido, afirma que ha sido capaz de ahorrar dinero a empresas hortofrutícolas y a operadores de transporte desde su lanzamiento en diciembre de 2018.

Chill-Chain es una aplicación web a la que los usuarios pueden acceder desde un ordenador de escritorio o desde el navegador web de un dispositivo móvil. Los productores, empresas hortofrutícolas y transportadores pueden introducir un producto en el sistema de forma gratuita y recibir un presupuesto. Jack Fleming, el fundador, dice que Chill-Chain solo cobra una tarifa de transacción cuando la empresa hace negocios, con un pequeño porcentaje de la factura.

"Esto nos apasiona y creo que es el modelo correcto", asegura. "Históricamente, cuando se han puesto en marcha sistemas, se ha cobrado por suscripciones y tarifas de registro. A mí me parece que eso es injusto, sobre todo para las empresas más pequeñas, porque no saben cuántos negocios van a conseguir con ello. Para compensar la pequeña comisión que cobramos, pagamos pronto, y una vez está todo neto, las empresas salen beneficiadas cuando aceptan un pedido en Chill-Chain en comparación con uno de los modelos tradicionales".

Fleming explica que la idea inicial de la plataforma se le ocurrió al sorprenderse de que los participantes de la cadena de suministro no podían hacer un seguimiento de sus productos el cien por cien del tiempo, y añade que este concepto proviene del sector de la comida rápida.

"Me asombraban los problemas que mi padre se ha encontrado a lo largo de los años con la logística", dice Fleming. "En particular las llamadas del cliente el sábado por la mañana preguntando dónde estaba la carga porque ya debería haber llegado. Y él no sabía nada hasta que el cliente llamaba. Identifiqué que el problema era de visibilidad. Me pareció que era bastante absurdo que yo supiera dónde estaba la pizza que había pedido desde que salía del horno, pero que un camión de arándanos valorado en medio millón de euros nadie supiera dónde estaba en cada momento. Me sorprendió porque era un problema que podía resolverse con tecnología".

Fleming ha trabajado para varias empresas de tecnología y logística como Deliveroo y la empresa de taxis Gett. Dice que, además del problema de la visibilidad del sector hortofrutícola, también había problemas con el tiempo que costaba organizar el transporte y la logística.

"Normalmente, las empresas tienen tres proveedores seleccionados, pero hasta contactar con ellos y conocer el presupuesto llevaba tiempo", añade. "Vi que existía la oportunidad de acudir a un mercado más amplio y obtener más presupuestos, lo cual, invariablemente, se traduce en mejores precios al final, y opciones de mejores niveles de servicios. Además, podemos llevar ese negocio a empresas de transporte que, de lo contrario, no verían el negocio de las grandes empresas ni tendrían la ocasión de vender de determinadas maneras. Utilizamos la tecnología para reservar y gestionar el transporte y los niveles de servicio asociados para las empresas hortofrutícolas".

Chill-Chain garantiza seguridad a todos sus clientes encargándose de la inspección de todas las empresas con las que trabaja para verificar sus credenciales, pólizas de seguro y licencias de actividad, para así asegurarse de que todo el mundo cumple el estándar mínimo. Pero Fleming dice que el servicio puede igualar la dinámica entre empresas grandes y pequeñas en todo el sector.

"Una de las cosas de la que más orgullosos estamos es la pantalla de gestión, que te muestra dónde está el camión, pero también hay una ventana de chat que permite al operador de transporte enviar mensajes directamente al cliente. Esto acelera mucho la comunicación y la hace más eficiente. Chill-Chain puede intervenir, pero intentamos no participar en la conversación".

El equipo de Chill-Chain

Uno de los principales factores de éxito hasta la fecha, según Fleming, es la naturaleza independiente e imparcial del servicio.

"Ofrecemos acceso a un mercado más amplio y la oportunidad de reducir los kilómetros recorridos en vacío porque llegamos más lejos y nos vendemos de una manera que antes no era posible gracias a nuestra naturaleza digital. Incluso estamos acelerando los plazos de pago".

Chill-Chain está centrada actualmente en el transporte de temperatura controlada, que se espera que pueda expandirse más allá del sector hortofrutícola, y traer a los fabricantes a la mesa para aumentar la eficiencia de la red y crear volumen y una masa crítica. Fleming señala que en el Reino Unido hasta el 35 por ciento de los camiones circulan vacíos en algún momento. Suponen el 5% de los kilómetros recorridos por los vehículos, pero son responsables de más del 25% de las emisiones.

Fleming también ve potencial en proporcionar valor a las empresas una vez entre en vigor el brexit, gracias a su capacidad de desarrollar sistemas de tecnología con bastante rapidez, una vez descubran a qué problemas se enfrenta el sector.

"Estamos convencidos de que la visibilidad y la tecnología que podemos proporcionar son capaces de reducir algunos de los problemas que surgirán. No se espera que todos los camiones lleguen puntuales, sino una comunicación clara y transparente entre el proveedor de servicios y el cliente".

Más información:
Mark Aston
Chil-Chain
Email: mark@chillchain.net 
Tel.: 07538574570  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor