Se analizará la cláusula de salvaguarda en el acuerdo comercial entre la UE y los países de África del Sur

Bruselas interviene en la crisis citrícola española

La Unión Europea ha escuchado el clamor del campo valenciano... y no se queda parada. El director de Defensa Comercial del Ejecutivo comunitario, Leopoldo Rubinacci, ha reconocido a la eurodiputada valenciana Inmaculada Rodríguez-Piñero que Bruselas va a analizar si la aplicación de la cláusula de salvaguarda en el acuerdo comercial entre la UE y los países de África del Sur, que tanto perjuicio ha causado a la citricultura castellonense y autonómica en la campaña en curso, es posible. Para ello, Rubinacci pide además algo lógico: reunirse con el sector. 

El director de Defensa Comercial europeo es el encargado de evaluar la aplicación de las cláusulas de salvaguarda, así como de otros instrumentos de defensa frente a acuerdos lesivos para los intereses comunitarios y es "plenamente consciente de que hay una problemática", apunta Rodríguez-Piñero. Así lo ha comprobado la eurodiputada socialista en la reunión que ha mantenido esta misma semana con Rubinacci, de la que también destaca que en el Ejecutivo comunitario "están dispuestos a estudiar su aplicación". 

Y, para avanzar en este sentido, Rubinacci expone a las claras el camino: es necesario que el sector citrícola cuente "con un interlocutor claro" en Bruselas que aglutine el sentir del campo y las empresas; y la decisión la tomarán los Veintiocho en base a datos. El director de Defensa Comercial continental recalcó en varios momentos de la cita ambos puntos, de forma que ayuden a esclarecer "cuál es el problema exacto" o si, por el contrario, lo que le sucede al campo valenciano es un cúmulo de situaciones. 

Es más, Rodríguez-Piñero señaló a Rubinacci que esta cláusula de salvaguarda ya se ha aplicado a otros productos, como la banana o el arroz. En el segundo de los casos, el responsable europeo señaló que se debía a una vulneración clarísima de los derechos humanos en Myanmar, mientras en el primero expuso la unidad que exhibió el sector europeo en su conjunto.

Precisamente, este es otro de los aspectos que apuntó el director de Defensa Comercial: la necesidad de que el problema trascienda lo autonómico e incluso lo estatal, puesto que la Unión Europea busca cómo solucionar problemas europeos, no nacionales. Así, expuso la necesidad de que los agricultores castellonenses, valencianos, andaluces, murcianos y tarraconenses (las principales zonas productoras en España), sumen fuerzas con los citricultores italianos y griegos. Y es que lograr "la máxima alianza del sector", así como la presentación de cifras constatables (incluso habló de "cuentas de resultados" de las empresas) es algo casi imprescindible para que la UE se ponga a funcionar. 

Fuente: valenciaplaza.com

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor