Carbotecnia

Fertilización foliar a base de ácidos Carboxílicos B.P.M.

Las plantas primitivas como las algas no tenían raíces por donde absorber el agua, eran las hojas las que absorbían los nutrientes, esta característica no se ha perdido a lo largo del tiempo.

La fertilización foliar es un método de aplicación de fertilizantes muy usado en todo el mundo y una importantísima herramienta en la gestión de cultivos.

Utilizada correctamente es más respetuosa con el medio ambiente y más eficiente que la fertilización tradicional vía radicular o edáfica, debido a que los elementos nutritivos son aplicados directamente sobre los tejidos (uso localizado) y en los períodos concretos (uso oportuno) de máxima demanda por parte del cultivo. Resulta un complemento ideal en el programa de fertilización.

La fertilización foliar se lleva aplicando en la agricultura desde hace más de un siglo y su uso está aumentando en todo el mundo (Fernández y Eichert, 2009).

La superficie foliar
La superficie de la hoja está constituida por una serie de estructuras químicas de composición y propiedades físicas muy complejas y variables en función de la especie.

Lo más habitual es encontrarse con una capa hidrofóbica externa (cutícula), donde se sitúan los estomas, tricomas o lenticelas, también importantes en la absorción de nutrientes.

La cutícula de la hoja es permeable al agua, iones y compuestos polares. Su función principal es impedir el transporte bidireccional de agua, gases y solutos, entre la planta y el medio externo.

En teoría, en ausencia de surfactantes, se ha comprobado que las soluciones de compuestos hidrofílicos (polares o electrolitos) penetran en la cutítula a tasas menores en comparación con las sustancias lipofílicas. Los compuestos apolares e hidrofóbicos lo harían con mayor facilidad. Los compuestos lipofílicos penetran en la cutícula vegetal mediante un proceso de disolución-difusión basado en la primera Ley de Fick.

Los mecanismos de penetración cuticular de los compuestos hidrofílicos no están completamente aclarados, pero se ha planteado la hipótesis de la ruta polar o de los poros acuosos, que sugiere que estos poros pueden surgir por la absorción de moléculas de agua a grupos funcionales polares situados en la capa cuticular (Schönherr - 2000), como por ejemplo grupos carboxilo.

Parámetros que afectan a la fertilización foliar
Los procesos relacionados con la absorción y el transporte de los fertilizantes y agroquímicos aplicados en pulverizaciones foliares son complejos y se ven afectados por diversos factores ambientales y de estrés para las plantas (Fernández y Brown, 2013). En estos procesos también influye los parámetros de la superficie vegetal, los parámetros fisiológicos de la planta y parámetros físico-químicos.

Beneficios del uso de Ácidos Carboxílicos B.P.M. en la fertilización foliar
Carbotecnia ofrece una gama de soluciones nutricionales basadas en el uso Ácidos Carboxílicos de Bajo Peso Molecular, éstos presentan los siguientes beneficios:

• No son fotosensibles
• Neutralizan cargas eléctricas positivas y negativas.
• Alto poder de complejación del nutriente.
• Composición definida.
• Fácil absorción por su bajo peso molecular.
• Son intermediarios en la síntesis de ciertos compuestos de la planta.
• Mejoran el transporte interno de nutrientes por el floema.
• Son respetuosos con los tejidos vegetales.
• Regulan la apertura y cierre de los estomas.
• Mejoran la traslocación de nutrientes al fruto en etapas fenológicas críticas.

En resumen, el uso de fertilizantes foliares con Ácidos Carboxílicos B.P.M. dentro del programa de fertilización pueden contribuir al uso racional de los fertilizantes y a mejorar la calidad y el rendimiento de la parte comercializable del cultivo.

Más información sobre fertilización foliar aquí.

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor