Resumen del mercado global del ajo

Actualmente hay un excedente de ajo en el mercado mundial. En España, la cosecha llegará en mayo. En China, el precio del ajo ha aumentado en contra de las expectativas de todos como resultado de la especulación sobre los precios. Como el alto precio del ajo persiste, el ajo chino no es atractivo para la exportación. Europa espera principalmente la nueva cosecha de China y España. El mercado se encuentra actualmente estable en Alemania. En Norteamérica los precios del ajo son bajos porque hay demasiados proveedores en el mercado. Sudáfrica ha tomado medidas contra las importaciones chinas mediante la imposición de aranceles adicionales sobre este producto, después de haber realizado una investigación sobre la importación ilegal de ajo de China a Sudáfrica.

China: alto precio debido a la especulación, poca demanda del mercado

Han pasado muchas cosas en el mercado chino en las últimas semanas. Después del Año Nuevo chino en febrero, la mayoría de la gente esperaba que el precio del ajo bajara. Sin embargo, el precio subió, en contra de las expectativas de todos, e incluso el alto precio persistió. Esto se debió a la especulación sobre los precios. En mayo, el ajo de la nueva cosecha de Yunnan entrará al mercado y se supone que el precio será alto, porque este año la superficie de producción se ha reducido en alrededor del 10% y, por lo tanto, la oferta será menor. Otras regiones de producción de la provincia de Shandong traerán ajo nuevo al mercado en junio y julio.

En las últimas semanas se compraron grandes cantidades de ajo, por lo que el precio subió. Actualmente las compras están disminuyendo, de modo que el nivel de los precios está bajando ligeramente, aunque sigue siendo alto. Por otro lado, la calidad del ajo almacenado en cámaras frigoríficas no siempre es tan buena. El ajo de buena calidad es, por lo tanto, mucho más caro. Hay aproximadamente un 30% de la producción del año pasado en stock que aún queda por despachar. La demanda de ajo actualmente no es alta, ni siquiera para la exportación, porque el precio en estos momentos es demasiado elevado y provoca que el ajo chino sea menos atractivo para los compradores.

España

En unas pocas semanas, comienza la nueva temporada del ajo en Andalucía. La superficie cultivada ha disminuido entre un 15 y un 20% en Córdoba debido a los bajos precios en las últimas dos temporadas. La última temporada en particular fue muy decepcionante, con una caída de precios del 30% en comparación con el año anterior, debido a la presión de la oferta de ajo chino en todo el mundo.

Mientras tanto, casi no quedan existencias de Castilla-La Mancha. La temporada ha sido difícil en esta zona, ya que a aparte de la competrencia china, las fuertes lluvias en mayo de 2018, que causaron principalmente daños al ajo spring morado y, en menor medida, al ajo spring blanco. Esto tuvo un impacto en la calidad, causando una fuerte caída en el precio, lo cual dificultó mucho el arranque de las ventas de ajo morado, que suelen cotizar entre 30 y 40 céntimos por encima de los ajos spring. En esta coyuntura, muchos agricultores se han visto obligados a bajar los precios del ajo morado, un producto con calidad superior y costes de producción mucho mayores con respecto a los ajos spring. 

En estos momentos, la subida de los precios del ajo chino representa buenas noticias para el ajo español.

Países Bajos: mercado opaco

Los importadores califican de opaco el mercado actual del ajo en los Países Bajos. El mercado en Europa es bastante bueno, pero los chinos quieren que el precio suba, mientras que todavía están disponibles grandes existencias de la gran cosecha de la temporada pasada. Se prevé que la nueva cosecha china empezará a estar disponible en tres semanas y, por lo tanto, todos están preguntándose cómo afectará eso al mercado. Las expectativas de crecimiento son buenas, aunque se anunció previamente que la cosecha será aproximadamente un 30% más baja que la de la temporada pasada. Las ventas siguen su transcurso normal, según los importadores. Los altos precios, entre 19 y 22 euros por los productos ya despachados de aduana, hacen que el comercio esté en manos de los importadores regulares y que los importadores ocasionales no se aventuren con el ajo chino.

Alemania: mercado estable

El mercado del ajo de los países de habla alemana es actualmente bastante estable. La mayor parte de la mercancía proviene de China: los importadores indican que los ajos españoles apenas son solicitados por los consumidores, a menudo muy conservadores. Especialmente en el sector retail, existe una buena demanda de ajo blanco común durante todo el año. Los intentos, por ejemplo, de introducir el ajo negro en el mercado han tenido poco éxito todavía. La disponibilidad del producto es adecuada en este momento. Solo en el verano (junio/julio) los volúmenes tienden a disminuir un poco.

En Alemania, pero también en Suiza, en parte debido al cambio climático, el ajo está siendo cultivado cada vez más. La recolección generalmente comienza en estas zonas de producción entre finales de mayo y principios de junio. Finalmente, los productos congelados y el ajo procesado también hacen su aparición en el mercado; la demanda de este segmento, sin embargo, es significativamente menor que la de los productos frescos. El ajo ecológico también sigue siendo un producto minoritario en el comercio.

Italia: a la espera de la nueva cosecha

La demanda de ajo actualmente no es muy alta. Un comerciante comenta: “Casi no hay demanda porque la gente está esperando la nueva cosecha. El precio del ajo chino es bastante estable, y el precio del ajo de España es moderado. En España también se está esperando la nueva cosecha, que comenzará a principios de mayo. El mercado chino se encuentra actualmente en una fase especulativa. Los precios aquí no reflejan la realidad del mercado en Europa, América del Norte y América Latina".

Ya hay disponibilidad de ajo nuevo proveniente de Egipto y México. "Los ajetes siguen siendo un producto de nicho con ventas limitadas porque están vinculados a la temporada de primavera".

Con respecto a las especialidades de ajo, como el ajo negro y el ajo de oso, el comerciante opina que puede haber buenas ventas, pero solo porque son un producto bastante nuevo. “Es imposible que estas variantes se conviertan en un producto de gran consumo. Sin embargo, sí vemos que algunos consumidores sienten curiosidad al respecto y aprecian estos productos".

Sudáfrica: el excedente hace caer los precios de la producción local

El mercado sudafricano depende en gran medida de las importaciones, especialmente de España y China. El ajo importado es actualmente más caro que el producto local. El precio del ajo importado oscila entre 45 ZAR (2,80 €) y 55 ZAR (3,40 €) por kilo, mientras que el precio del ajo sudafricano oscila entre 30 ZAR (1,86 €) y 35 ZAR (2,10 €).

El precio del ajo local está bajo una fuerte presión. Según los productores, la causa es que hay demasiado ajo en el mercado mundial, sobre todo debido a una buena cosecha española. La cosecha de ajo de Sudáfrica ha pasado su pico y volverá la próxima primavera.

El año pasado se llevó a cabo una investigación en Sudáfrica sobre el contrabando de ajo de China. A raíz de la investigación, tres nuevos importadores fueron detenidos. Las importaciones trastornaban el mercado sudafricano y es por eso por lo que el Gobierno ha tomado medidas. Se fijan tarifas aduaneras adicionales para el ajo procedente de China, además de los aranceles de importación normales. Se dice que a veces se pagan hasta 80 ZAR (5 €) por el ajo chino.

Estados Unidos: la gran oferta genera precios bajos

En este momento, hay una gran cantidad de ajo importado en el mercado estadounidense que sigue bajando el precio del producto. "Actualmente hay grandes volúmenes de ajo chino y español", dice Juan Pablo Lozano, de la empresa Garland LLC (Miami). "España ha tenido una buena cosecha, ha tenido buenos resultados durante los últimos cinco años y creo que se sitúa justo detrás de China en términos de producción". Añade que la gama de productos provenientes de España se está expandiendo; no solo se importan ajos frescos, sino también por ejemplo ajos pelados.

Mientras tanto, China también ha aumentado sus exportaciones a los Estados Unidos. Lozano sospecha que el aumento de las importaciones tiene que ver con futuras medidas antidumping por parte del Gobierno federal. "Hay demasiados actores en el mercado en este momento", dice Lozano.

“La demanda es actualmente buena, pero hay un exceso de oferta. Eso ha provocado la caída de los precios en el mercado del ajo", comenta Lozano.

El mercado del ajo en los Estados Unidos fue significativamente mejor el año pasado que este año. Los precios casi se han reducido a la mitad. "Los precios en el mercado cayeron, luego subieron un poco y ahora están cayendo bruscamente otra vez".

Si los precios del ajo no caen más, Lozano predice que el precio se mantendrá estable. “A finales de mayo y principios de junio, llegará más ajo de España y México. China también comienza de nuevo su producción en ese momento. Y todo eso sin que el stock del año pasado se haya acabado".

América Latina: pocas existencias

Para España, el mercado brasileño está en peligro de desaparecer debido a la posible imposición de aranceles del 19% a la importación de ajo proveniente de Europa. El mercado sudamericano es importante para España y este impuesto dificultará la competencia con China. Sin embargo, el precio del ajo chino actualmente está aumentando rápidamente, lo que supone una buena noticia para los exportadores españoles.

En Argentina se están envasando actualmente los ajos para la exportación. Perú, normalmente un productor que exporta ajo durante todo el año, tiene pocas existencias en estos momentos.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor