Conjunción de factores adversos

España: Nulexport sufre la dependencia de la clemenules y la caída de EE. UU.

La tormenta perfecta por la que atraviesa el sector citrícola en la presente campaña está dejando efectos devastadores en todos los eslabones de la cadena agrícola.

Un ejemplo de ello es Nulexport, cooperativa citrícola con más de 500 socios, cuya exportación se ha situado en alrededor de 40 millones de kilos de fruta en campañas recientes, en su gran mayoría clemenules.

Factores adversos
La conjunción de factores adversos, como el predominio de la clemenules, una variedad que ha sido especialmente golpeada por la climatología y el hundimiento de precios en la presente campaña, y el descenso de la demanda de mercados claves para Nulexport, como Estados Unidos como principal exponente, son sólo algunas de las causas que han propiciado que el medio millar de los socios de esta cooperativa con más de 30 años de historia, se enfrente el próximo viernes a una asamblea general que será crucial para su futuro.

La realidad es que el malestar entre el medio millar de socios de esta histórica cooperativa de Nules es creciente ante una campaña sin ingresos. Por si fuera poco, la cooperativa registró un incendio hace poco más de una semana que, afortunadamente, no afectó a la nave principal de la misma.

Los problemas comenzaron prácticamente con el inicio de la campaña. El retraso entre dos y tres semanas en la maduración de la fruta dejó en bandeja el mercado a los cítricos del hemisferio sur. Además, la sequía extendió los problemas de calibres medios y bajos. Después, durante los meses de octubre y noviembre, los informes de Aemet muestran que llovió más del doble de la media histórica acumulada entre 1981 y 2010, lo que impidió los trabajos de recolección y dificultó el trabajo en los almacenes.

Por si fuera poco, estas lluvias provocaron daños de aguado y pixat, que generaron enormes destríos y que dejaron infinidad de árboles sin poder recogerse porque no estaban en condiciones.

A mediados de noviembre, además, comenzaron los cortes en los pasos fronterizos y en algunas carreteras francesas y las protestas de los chalecos amarillos se prolongaron casi todos los fines de semana y muchos días laborales hasta bien entrado diciembre, lo que provocó retrasos, anulaciones de pedidos, suspensión de envíos a ultramar. Después llegaron los CDR catalanes con los cortes de la AP-7, y todo ello antes del momento álgido de la campaña, la Navidad.

La tardanza en la llegada del frío también desincentivó la demanda en Europa. Y todo ello en el momento crucial para la salida al mercado de la variedad que predomina en Nulexport: la clemenules. Es complicado, en una campaña tan nefasta, no buscar culpables.

Inversión en residuo cero
Otro de los factores que también habrían afectado a la compleja situación por la que atraviesa Nulexport sería la inversión acometida en residuo cero, según han apuntado algunos socios. En este sentido, cabe recordar que la creciente demanda de los mercados frutícolas por ofrecer a sus clientes alimentos libres de residuos químicos o residuo cero, han forzado al sector a reinventarse y buscar alternativas para adaptarse a las nuevas demandas. Una apuesta que requiere de unas inversiones y, por tanto, esfuerzo económico.

La apuesta por EEUU y por la clemenules ha sido una constante de esta cooperativa citrícola de Nules con más de 30 años de historia.

De hecho, esa concentración de la oferta ha jugado una mala pasada a Nulexport en la presente campaña, donde no sólo ese factor ha sido el artífice de la compleja situación por la que atraviesa.

Artículo completo en elmundo.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor