Carlos López Flores, de Chiquita

Bananas amarillas para los holandeses, verdes para los europeos del sur

Por supuesto, las bananas no crecen allí, pero a orillas del lago Lemán, en Etoy, en el cantón suizo de Vaud, está la sede de la compañía líder mundial del comercio de esta fruta. La historia de la banana de la marca Chiquita, anteriormente conocida como Union Fruit Company (UFC), comenzó en 1889 en Boston, Massachusetts (EE. UU.). En 1954, se convirtió en la compañía bananera más grande del mundo bajo el nombre de UFC, con una cuota de mercado del 33%.

Para el mercado suizo, las bananas provienen principalmente de Panamá y Costa Rica, donde se ha inaugurado una nueva terminal dedicada exclusivamente a esta fruta. Los frutos se recogen verdes y los contenedores se mantienen a 13°C hasta que lleguen a su punto de descarga en el puerto de Vlissingen, Países Bajos, 15 días después. Chiquita cuenta con 16.000 contenedores refrigerados, casi la mitad de ellos con atmósfera controlada. Finalmente, gracias a la hormona vegetal etileno, las bananas adquieren su color amarillo en Europa, con diferentes tonos de amarillo, según el mercado: "Los holandeses prefieren bananas amarillas, los suizos las prefieren verdes y amarillas, y los del sur de Europa las consumen más verdes", según ha contado el actual presidente, Carlos López Flores, al portal de noticias Swissinfo.ch.

Para más información:
Chiquita Headquarter Europe
Chiquita Brands International Sàrl
Tuilière 16
1163 Etoy (VD) - Suiza
Tel.: +41 (0)58 272 2000
www.chiquita.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor