Los buques que cruzan el canal de Panamá deben reducir la carga por la sequía

Una sequía intensa relacionada con el fenómeno de El Niño de este año ha bajado de forma precipitada el nivel del lago Gatún de Panamá, lo que ha obligado a la autoridad del canal ha imponer límites de calado esta semana a los barcos que atraviesan esta vía navegable recientemente ampliada.

Las restricciones de calado supone que los buques grandes, principalmente de los Estados Unidos y China, deben pasar con menos carga, lo que se traduce en menores ingresos en estos viajes.

El impacto económico para los operadores del canal parece ser menor; se estima en 15 millones de dólares este año, en comparación con los 2.500 millones de dólares de ingresos generados en 2018.

No obstante, la sequía y las restricciones resultantes acentúan las dificultades a las que se enfrenta Panamá para satisfacer la creciente demanda de agua dulce para alimentar el canal a la vez que el riego de los campos y el agua que sale del grifo en la capital, a medida que el cambio climático amenaza con fenómenos meteorológicos más extremos.

"Este año no creo que haya problemas con el agua potable (...) debido a los recursos que tenemos", dice Steve Paton, que dirige el programa de monitoreo del clima del Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales, en referencia a la acumulación de lluvia de la última temporada lluviosa.

"En cuanto al futuro, es difícil de pronosticar", continúa Paton. "Pero hemos observado en la zona del canal que los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos. Las sequías más pronunciadas y las ocho o nueve tormentas más grandes se han producido en los últimos 20 años, de la misma manera que de 2014 a 2016 fueron los años más secos de la historia del canal".

Fuente: www.independent.ie


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor