Resumen del mercado global de la piña

En estos momentos, el precio de las piñas en el mercado mundial es bastante estable. La calidad es buena en general. Hay pequeños volúmenes en el mercado europeo y tanto la oferta como la demanda son limitadas. La demanda en Alemania incluso está descendiendo un poco en comparación con años anteriores.

En los Estados Unidos, los productores han decidido limitar la producción porque ahora mismo los precios son bajos. Los importadores también están manteniendo los volúmenes bajo control debido a esta evolución de los precios. En China ha aumentado la producción y, como resultado, los precios han bajado y la demanda ha subido. La cosecha ha llegado antes que otros años gracias a que el tiempo ha sido suave. En Australia, hay amenaza de sobreoferta por las condiciones meteorológicas de este año. La producción se vende principalmente en el mercado nacional.

Países Bajos: el mercado de la piña no genera grandes beneficios
Según los importadores, la situación en el mercado de la piña se ha mantenido complicada en las últimas semanas. Se ha producido una leve mejora desde enero, pero las cosas llevan muy mal durante mucho tiempo. Las ventas y la demanda en el comercio diario se sitúan en un nivel muy bajo. Los precios oscilan entre los 7 y los 8 euros, dependiendo del calibre. La perspectiva es que la oferta de Costa Rica se detenga antes del segundo trimestre. Los importadores esperan que, por la bajada de la oferta, los precios vuelvan a subir por encima de los 10 euros.

Bélgica: precios estables y poca oferta
El mercado de la piña es relativamente estable y la oferta es bastante reducida. No hay problema de ventas y los precios de la piña Sweet Gold permanecen inmóviles.

Alemania: demanda limitada, volúmenes pequeños
En Alemania, tanto la demanda como la oferta son limitadas actualmente. Los volúmenes importados, que proceden principalmente de Costa Rica, Costa de Marfil y Ghana, también son relativamente bajos. Dada la situación del mercado, el nivel de precios sigue siendo bastante aceptable, según un importador de Hamburgo. Esto se debe a que la calidad del producto es relativamente buena.

A largo plazo, las piñas están perdiendo relevancia, en especial en lo que a la producción estándar se refiere. Las piñas enviadas por aire y las variedades especiales, en cambio, tienen éxito en el mercado alemán. El consumo per cápita ha caído ligeramente en toda la gama. Hay oportunidades en el segmento de la conveniencia. En particular la generación más joven prefiere claramente las piñas frescas cortadas, según un comerciante.

Francia: cae la demanda de piñas, pero suben los precios
A medida que se acerque el verano, la demanda de piñas disminuirá y el producto no tendrá tanta presencia en el supermercado como las frutas típicas del verano.

Después de meses con precios muy bajos en el mercado de la piña, la situación empezó a cambiar a finales de febrero. En marzo, los volúmenes eran bajos y los precios, razonablemente altos. En estos momentos, la situación del mercado es muy compleja, en especial para los productores de piñas ecológicas. Muchos productores han dejado de cultivar piñas ecológicas porque los bajos precios no cubrieron los costes de producción. Una pequeña parte de la oferta ecológica proviene de Costa Rica y otra gran parte llega de Togo y Costa de Marfil. Los precios son altos y la oferta, razonablemente baja.

El precio de las piñas de Costa Rica se ha elevado y los volúmenes son más bajos que hace un año. La semana pasada, el precio medio de la piña dulce de Costa Rica en Rungis rondaba 1,05 euros, mientras que el de las piñas de Costa de Marfil alcanzó 1,10 euros.

Italia: menos demanda de piñas en vacaciones
Durante cerca de un mes, ha habido poca oferta de piñas de los grandes productores: Colombia, Ecuador y Costa Rica. El motivo es el cambio en las condiciones meteorológicas y el exceso de lluvia. Es posible que la situación persista unas semanas más. Dadas las pocas existencias (de un 20 a un 30% menos), el precio ha subido entre un 15 y un 20 por ciento, sin que esto haya tenido un efecto negativo sobre la demanda. Durante las vacaciones, las ventas subieron, pero los resultados no se pueden comparar con los de años anteriores, cuando la demanda creció fuertemente en Semana Santa y Navidad, como ocurrió hace de 5 a 10 años. Este año, el crecimiento de la demanda durante las vacaciones de Semana Santa ha sido mucho más débil.

Desde finales de mayo hasta últimos de junio, se prevé la fase de “floración natural” en los países productores, y por tanto cabe esperar una gran oferta de piñas.

También crece el interés en Italia por las piñas sin corona. Gracias a los avances en el segmento ready-to-eat, es posible llevar este producto al mercado sin generar demasiado desperdicio.

China: más producción, precios más bajos, mejor calidad
Las zonas más importantes de China en el cultivo de piña son Hainan, Taiwán y Cantón. La temporada en Hainan y Cantón ya empezó en noviembre y continuará hasta mayo. Este año se ha producido más que el pasado y, como resultado, los precios también han sido un poco más bajos. En consecuencia, la demanda de piñas por parte de los consumidores ha sido mayor. La calidad de la fruta también ha sido más alta que la del año pasado.

En Taiwán, la campaña de la piña comenzó un poco antes que el año pasado debido a que el invierno ha sido suave, y esto ha acelerado la maduración de las piñas. Sin embargo, las noches siguieron siendo frías, por lo que en la primera fase las piñas todavía no habían alcanzado su máximo nivel de dulzor. A finales de marzo, las temperaturas nocturnas volvieron a subir y eso tuvo un efecto positivo en el dulzor de la fruta. El precio de las piñas taiwanesas se ha mantenido muy estable este año, en parte porque el Gobierno ha invertido más en la promoción de las exportaciones de piña taiwanesa.

También hay piñas de importación en el mercado chino. Las piñas chinas tienen que competir contra las de países como Filipinas, Tailandia, Malasia y Costa Rica.

Estados Unidos: la producción caerá ligeramente por la importación de piñas
Después de meses con una oferta estable, parece que el mercado de las piñas de importación va a caer ligeramente. “Este año, el precio es razonable, así como las condiciones de mercado”, según un operador californiano. Y ha sido así pese a la reciente caída en la oferta de Costa Rica. Está previsto que la buena producción de piñas costarricenses se mantenga hasta la semana 25-26. Además de producción de Costa Rica, también se importa de México.

Si bien hay una disponibilidad de piñas más que suficiente, los productores y expedidores prevén una reducción de la producción. “En la costa oeste, los principales actores del mercado están reduciendo sus precios. Esto significa que les seguirán otros”. El operador dice también que conoce a un importador que ha decidido reducir la oferta esta semana por la caída del precio.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, los precios son bajos en general. “La producción mexicana que llega al mercado también está manteniendo los precios un poco más bajos”, añade.

En adelante, se espera que las importaciones caigan ligeramente. “Los importadores están reduciendo sus importaciones porque esperan que caigan los precios en el mercado. Ahora mismo, el precio oscila entre 10 y 10,50 dólares y es probable que caiga por debajo de los 10 dólares. De ahora a finales de junio, se prevé que el mercado se reduzca.

Australia: amenaza de sobreoferta
Llegan noticias de que algunos productores de piña de Queensland Central tal vez tengan que hacer frente a una sobreoferta en los próximos meses. La causa son las condiciones meteorológicas extremas, sobre todo las olas de calor durante el verano. Los volúmenes semanales podrían crecer casi un 300%, aunque no todos los productores sufrirán este problema de inmediato. Una empresa espera una temporada “bastante normal” este invierno. Ha distribuido su producción en tres plantaciones diferentes en el norte de Australia para prepararse ante los extremos meteorológicos. Su gerente general dice que el exceso de oferta podría afectar a todos los productores, si tenemos en cuenta su influencia en los precios de mercado. Otro reto es el aumento de la demanda en invierno. Al final y al cabo, la piña es una fruta que tiene demanda sobre todo en verano y no es fácil de procesar, como sí lo son las bananas y las berries.

Las últimas estadísticas de Hort Innovation muestran que, para finales del año, en junio, se produjeron 76.002 toneladas con un valor de 53,4 millones de dólares, similar a años previos. El 40% de los hogares australianos compró piñas. No se exportó esta fruta porque todas las existencias se destinaron al mercado nacional, el 62% en fresco y el 38% procesado.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor