Región de Alta Francia: las restricciones de agua preocupan a los productores de patatas

Actualmente, Francia vive una situación de sequía. El déficit hídrico es tal que la prefectura del norte ha puesto al departamento en alerta de sequía desde abril. Se aplicarán medidas de restricción hasta el 30 de junio para reducir el consumo de agua. Esto afecta a particulares, industriales y agricultores, estos últimos con la prohibición de regar sus cultivos entre las 11 y las 17 horas.

Es la primera vez que se realiza una restricción de este tipo tan pronto en la temporada. "El nivel de déficit hídrico no es para nada común, a finales del período de invierno, los caudales de agua deberían ser mayores y los acuíferos estar en sus mayores valores, pero no es el caso", explica Eric Fisse, director departamental de los territorios y el mar. 

Por parte de los productores, se puede sentir la inquietud. "Las grandes necesidades de agua comenzarán en mayo y solo podremos regar un 75 % del tiempo", afirma Alain Dequeker, agricultor de la región. La patata "se nutre de agua solamente de 30 a 45 cm de profundidad", explica. "Las necesidades de agua para la agricultura representan solamente el 4 % de las retiradas, por lo que es una carga para nuestra actividad económica, que tendrá poco efecto en el ahorro de agua". 

Detalla que las consecuencias de la falta de agua para sus hortalizas son cualitativas, cuantitativas y medioambientales. Al inicio del ciclo, "aportamos lo que la tierra necesite para producir una determinada cantidad. Si esto no se cumple, significa que hemos puesto demasiado abono, demasiados fitosanitarios y que también ha habido un impacto negativo en el medio ambiente". Por otra parte, "una sequía excesiva altera la calidad de los tubérculos, que serán más pequeños, deformes, vítreos y con menor rendimiento".

Es "el cultivo con más riego en el norte, después están las judías verdes, las cebollas y las hortalizas pequeñas, como las zanahorias", detalla Jacques Blarel, jefe del servicio de producciones vegetales de la Cámara de Agricultura del norte de Pas-de-Calais. "Es algo desproporcionado que los agricultores tengan una reducción del 25 % en el tiempo de riego para un impacto en el recurso que será mínimo". Además, es posible que esta reducción se reconduzca este verano "ya que, si se pone a llover de forma consistente, sería difícil recargar los acuíferos, una parte del agua la consumen directamente los cultivos antes de llegar a los acuíferos".

Fuente: lavoixdunord.fr


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor