Arancel del 17%

A partir de hoy Estados Unidos impone cuotas al tomate mexicano

A partir de hoy martes 7 de abril, Estados Unidos impondrá aranceles del 17.65% a las importaciones de tomates de México. Mientras tanto, continúan las negociaciones bilaterales para renovar un acuerdo al respecto.

México desplazó a los Países Bajos como el mayor exportador de tomates del mundo en el 2018, con récord de exportaciones que ascendieron a 2,261 millones de dólares, siendo Estados Unidos el principal importador con el 99.7% del total. 

Para tratar el caso, la Comisión de Comercio Internacional sostendrá una reunión este jueves.

Estas cuotas compensatorias podrían implicar mayores costos a los exportadores mexicanos y la posibilidad de que los precios de esa hortaliza caigan en el mercado mexicano y suban en Estados Unidos. “Las cuotas generarán problemas a los productores mexicanos no organizados, con precios probablemente a la baja, dado que hay suficiente producción en México”, dijo Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

Anaya cuestionó la petición de productores de Florida de imponer cuotas compensatorias al tomate mexicano, destacando que México y Estados Unidos han mantenido una relación de complementariedad en su comercio agroalimentario en los últimos años.

Las cuotas compensatorias podrían ser devueltas a los exportadores mexicanos posteriormente, siempre y cuando lleguen a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, o bien, se inicie una investigación en ese país en la que se concluya que no existen prácticas desleales de comercio.

"Aún no se sabe quién absorberá los costos derivados de las cuotas compensatorias, si los exportadores mexicanos, los importadores estadounidenses o, en cierta medida, ambos.

Los tomates mexicanos exportados a Estados Unidos se venden con distintos precios de referencia pactados en un “acuerdo de suspensión”, el cual se ha renovado varias veces desde hace 22 años para evitar el pago de cuotas compensatorias que en aquel entonces se iban a imponer y que promediaban 17.65 por ciento. El más reciente de estos pactos venció este martes.

Dado que para poner en vigor el nuevo acuerdo se requiere que éste sea comentado durante 30 días, las cuotas compensatorias se aplicarán por los menos un mes si hay un acuerdo inmediato.

El pacto de suspensión se remonta a 1996, cuando el Departamento de Comercio, bajo la presión de los cultivadores de Florida, presentó una petición antidumping contra los cultivadores mexicanos de tomate y comenzó una investigación sobre si se estaba vendiendo ese producto en el mercado estadounidense a precios por debajo del mercado.

Ya el Tratado de Libre Comercio de América del Norte había eliminado los aranceles estadounidenses sobre los tomates mexicanos, lo que provocó la entrada de ese producto fresco de México al mercado de Estados Unidos desde 1994, con una tendencia creciente desde entonces.

Grupos empresariales han instado al Departamento de Comercio a actuar con cautela en la disputa, ya que la terminación del acuerdo de suspensión podría resultar en precios más altos para esa hortaliza en Estados Unidos y llevar a México a implementar medidas de represalia.

Algunas empresas exhortaron a una continuación del acuerdo, argumentando que ayudó a estabilizar el mercado y brindó a los consumidores estadounidenses precios confiables y consistentes.

En México, las más de 3.5 millones de toneladas de producción de tomate representan poco más de 20% de la producción nacional de hortalizas, siendo los meses de febrero, octubre y noviembre los de mayor cosecha. Los estados con la mayor participación en el valor de la producción son Sinaloa, con 15.7%, San Luis Potosí (13.2%) y Baja California (9.5 por ciento).

 

Fuente: El Economista.com.mx


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor