Bertrand Menut, de Allium Distribution:

Francia: "Ha aumentado la importación de cebolla amarilla de Nueva Zelanda un 30%"

"Trabajamos como intermediarios internacionales en el mercado del Allium y, este año, la cebolla amarilla representa más un trabajo de importación que de exportación, debido a la gran escasez en el mercado", explica Bertrand Menut, gerente de Allium Distribution. Aunque en esta época del año sea normal empezar a sacarlas de los frigoríficos, las reservas de cebollas francesas, que comenzaron hace varios meses, hoy en día están muy mermadas. Además de la cantidad insuficiente, se añade otra dificultad: "El tipo de almacenaje determina la calidad del producto. Y el problema también procede de la calidad de las cebollas que salen de los congeladores, ya que no se adaptan a todos los mercados".

La cebolla de Nueva Zelanda: un complemento para el mercado
"Destacamos que entre los grandes fabricantes franceses, desde la semana 15, casi no nos ofrecen más cebollas francesas. Las cebollas de Nueva Zelanda y Australia llegaron desde la semana 16 y llegan hoy en día para reabastecer el mercado. Es un buen indicador de la situación actual, puesto que en esta época seguimos vendiendo pocas cebollas francesas. Actualmente, el origen del que llega el mayor número de cebollas al mercado es, de lejos, Nueva Zelanda. Este año hemos importado un 30% más respecto a la media".

La cebolla de España pronto llegará a Francia
Bertrand afirma que también han llegado algunas de Egipto, pero en términos de calidad, el nivel no era el mismo que las cebollas fuera de temporada del hemisferio sur. A finales de mes, la producción de cebollas precoces españolas debería llegar al mercado francés. "El problema es que al inicio de la cosecha, las cebollas precoces son firmes, ricas en azúcar. Son perfectamente adecuadas para la venta local en España, pero no aguantan bien el transporte y los procesos de envasado. Habrá que esperar a la llegada de variedades tardías más sólidas, mejor cubiertas y más aptas para el transporte y para las máquinas de envasado".

Escasez en 2019: "Todo se ha unido para que este año haya escasez de cebollas"
Bertrand explica que la situación particular de este año es resultado de un conjunto de circunstancias. "Este año, han pasado al menos dos cosas: la falta de cantidad por una parte y la falta de disponibilidad de calibres por otra parte. El mercado al por mayor se ha adaptado, pero la irregularidad en los calibres ha sido más complicada de administrar para los envasadores, sin contar que la calidad no siempre fue la correcta".

"Inglaterra ha tenido calibres pequeños este año, debido al tiempo seco. En cuanto a Holanda, que normalmente es uno de los mayores actores del mercado, ha obtenido una producción considerablemente menos cualitativa para la conservación y los calibres pequeños. Los holandeses son muy buenos técnicos a nivel de conservación, pero cuando estiman que su mercancía no aguantará con el tiempo, venden su producción en África. Este ha sido el caso este año. Por ello, han vendido menos cebollas en el mercado francés. Este año todo se ha unido para que haya escasez de cebollas".

Calibres no adaptados al mercado francés
Alrededor del 70 al 80% de la producción de cebollas en Francia se vende en grandes superficies, "el mercado francés es un mercado de calibre 50-70. Los envasadores que venden en grandes superficies hacen un 60-70, es decir, 4 cebollas en filetes de 500 gramos. El mercado al por mayor, que vende a las tiendas, colectividades y otros pequeños comercios, demandan un calibre 60-80 o 70-90. Esta venta a los mayoristas representa entre un 20 y un 30% del mercado. Cuando hay un volumen tan importante de grandes calibres en el mercado, los mayoristas no pueden absorberlo y se satura rápidamente", explica Bertrand.

"La combinación de todos estos factores provoca inevitablemente una falta. Por tanto, a pesar de la falta, no ha habido mucha más importación de cebolla amarilla de Sudamérica que de costumbre.

Bertrand, que trabaja en el mercado de la cebolla desde 1990, afirma haber experimentado situaciones similares en el pasado: "El mercado de la cebolla es muy fluctuante y cíclico. Hay años en los que se vende apenas a 10 céntimos el kilo, y otros como este en el que se vende a 50 o 70 céntimos en los mercados al por mayor".

Para más información:
Bertrand Menut
Allium Distribution
Teléfono: +33  3 85 30 26 26
Fax: +33  3 85 30 26 24
allium@alliumsas.fr 
www.alliumdistribution.sitew.fr  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor