Contenedores reefer: la nueva burbuja logística

La compañía Chiquita ha decidido utilizar exclusivamente contenedores reefer para el transporte marítimo de su mercancía, lo cual plantea la duda de si existe actualmente una escasez de este tipo de contenedores a nivel logístico, ya que su popularidad ha aumentado más que su número de existencias, según Cool Logistics Global. La decisión de Chiquita del uso de este tipo de contenedores, está apoyada por la reciente inauguración en el país centroamericano del Terminal de Contenedores de Moín (TCM) de APM Terminals, orientado al comercio de exportación de fruta con 6.000 conexiones reefer.

La naviera filial de Chiquita, Great White Fleet, cuenta con cinco buques de reefers para transportar bananos desde el Puerto de Moin en Costa Rica hasta el Puerto Holandés de Vlissingen, considerado el nuevo hub de Europa del Norte.

Dole es actualmente uno de los pocos operadores de buques que aún utilizan buques frigoríficos convencionales en algunas de sus rutas comerciales, y no se sabe si ese tipo de naves continuarán operando a corto plazo como buques de mercancías para productos frescos en las rutas a Europa.

Según argumentó Cool Logistics Global en Amberes el año pasado, Maersk Line y otros pronosticaron que la normativa IMO 2020 aceleraría la desaparición de los buques convencionales más antiguos, ya que simplemente no será económicos adaptarles scrubbers o bien, operarán con el combustible más costoso de bajo contenido de azufre (LFSO). Las inspecciones en buques frigoríficos convencionales tienden a realizarse durante los meses de verano (hemisferio norte), durante la temporada baja tradicional para esos buques, por lo que este podría estar teniendo inicio un momento crítico.

Como pronosticó en Cool Logistics Global 2017 en Algeciras, hubo indicios de que la escasez de contenedores reefer empeoró en 2018. Esto resultó ser en gran medida correcto, ya que los operadores de leasing de contenedores no llenaron la brecha en el mercado. Aparentemente, esto se debió a que las tarifas no demostraron ser lo suficientemente atractivas.

La burbuja creada en torno a estos contenedores ha provocado que en el último año, se hayan informado quejas sobre contenedores reefer de mala calidad y sucios que se habían enviado a los expedidores para ser cargadas en Sudáfrica.

Ante las alternativas de utilizar contenedores antiguos o simplemente no usarlos, la respuesta es clara, especialmente cuando hay en el mercado más cargamentos reefer lucrativos, como lo son, por ejemplo, lo productos farmacéuticos.

Una cosa parece obvia a Cool Logistics Global: los expedidores tendrán que pagar más por el transporte en el futuro.

 

Fuente: mundomaritimo.cl

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor