Tiempo atípico en mayo

La cosecha de manzanas en Ucrania y Polonia disminuirá

Las condiciones meteorológicas atípicas de mayo en muchos países europeos ya ha provocado la revisión de las previsiones de cosecha de fruta. Y, si bien solo es posible hacer una evaluación de daños con una alta probabilidad dentro de dos o tres semanas, los expertos de EastFruit han hablado con los productores y asociaciones de varios países.

Durante la encuesta, ha resultado que las condiciones meteorológicas de mayo de 2019 pueden tener efectos adversos no solo en la cosecha, sino también en la calidad de la manzana. Además, aunque la sequía y el calor del verano pasado ya han dejado huella en el estado de los huertos este año, también tendrán consecuencias.

En primer lugar, se observa que un gran número de informes negativos en la prensa sobre heladas, lluvias y frío ya ha contribuido a subir el precio de la manzana. Si antes de esto en Ucrania occidental y en Polonia era fácil comprar manzanas al por mayor de variedades de "bajo movimiento" por 12-14 céntimos el kilo, ahora los precios, en especial en el segmento de calidad alta, se han incrementado de forma significativa. Llama la atención que los altos precios de las hortalizas tradicionales, que por lo general baten todos los récords, desempeñan un papel importante en esta cuestión. Resulta que para comprar cebollas en las cadenas de la gran distribución organizada hay que pagar de tres a cuatro veces más que por una manzana.

En cuanto a las heladas de mayo, han provocado verdaderos daños a los huertos de manzanos, sobre todo en las regiones centrales de Polonia, donde se concentran los principales volúmenes de producción. Los huertos con sistemas de protección contra heladas no se han visto afectados. En aquellos donde no existen estos sistemas ni se han tomado medidas (como hacer hogueras por la noche), las pérdidas potenciales de rendimiento se estiman en un 30-50%, aunque muchos agricultores hablan de pérdidas totales. Sin embargo, nuestras fuentes de confianza no confirman dichas pérdidas por el momentos, a excepción de, tal vez, aquellos huertos de manzanos que estaban demasiado débiles por conservar las frutas en los árboles durante el invierno.

Además de las heladas de mayo, la polinización insuficiente por el frío y la excesiva carga de cultivo en algunos huertos el año pasado también ha tenido un efecto negativo en la cosecha de manzana de Polonia. Asimismo, los huertos estaban parcialmente exhaustos por el calor del verano de 2018 y la sequía. En consecuencia, si la cosecha de manzana polaca en 2018 se estimó en 4,5 millones de toneladas, esta temporada, teniendo en cuenta los factores mencionados, así como el arranque de algunos huertos viejos, se espera que la cosecha disminuya a entre 3,5 y 3,7 millones de toneladas.

Por descontado, la gran pregunta sigue siendo qué se cosechó realmente en Polonia en 2018. Muchos aseguraban un total de 5 millones de toneladas, y las estimaciones de la oficina de estadísticas nacional indica una producción más modesta de 4 millones de toneladas. No obstante, una reducción de incluso 700.000-900.000 toneladas parece muy probable.

"Un problema todavía mayor para la cosecha de manzana de Polonia serán los posibles problemas de calidad. Las condiciones meteorológicas de 2019 y la cosecha de 2018 pueden provocar que los árboles pierdan resistencia ante enfermedades y plagas, y la cosecha será peor almacenada y peor transportada. Por tanto, es probable que la manzana de alta calidad de Polonia disfrute de una buena demanda la próxima temporada", explica Kateryna Zvereva, directora de desarrollo de la Asociación Ucraniana de Frutas y Hortalizas (UPOA).

East-fruit.com informa de que en Ucrania las heladas no han causado daños significativos a los huertos de manzanos. Las pérdidas en las regiones occidentales del país no han superado el 10-15%. Sin embargo, en general, han sido muchos los factores que, sin lugar a dudas, tendrán un impacto negativo en la cosecha de manzana de 2019.

En primer lugar, en Ucrania hay demasiados huertos extensivos y semiintensivos, que la temporada pasada provocaron algunas pérdidas a los propietarios. Como resultado, parte de los huertos se arrancaron, si bien menos de lo que los productores habían afirmado originalmente.

Los que quedaron, con la esperanza de que subieran los precios, este año no producirán lo que el año pasado, pues muchos de ellos tienen producciones veceras y el año pasado la carga de los árboles fue elevada.

También en las regiones del oeste de Ucrania hubo problemas de polinización por las lluvias y el frío durante la floración, lo que, sin duda, perjudicó al rendimiento de los huertos. Y las condiciones meteorológicas extremas del año pasado pueden afectar a la calidad de la manzana.

Hay que señalar que el principal volumen de manzana se produce en las regiones occidentales de Ucrania, por lo que todos estos factores, según nuestras estimaciones, reducirán la producción de la manzana de mesa en torno a 90.000-110.000 toneladas, bastante cantidad para Ucrania, que toda la temporada solo exporta unas 65.000 toneladas, de las cuales una parte significativa se destina a zumo y concentrado.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor