Nueva Zelanda: Nuevo sistema de protección de los huertos de aguacate con mallas

Los productores de aguacate se está beneficiando de un estilo de mallas bastante nuevo que protege sus huertos de los rigores meteorológicos.

Netpro Group acaba de instalar unas mallas protectoras en un huerto de Katikati, cerca de la cordillera de Kaimai, ya que en esta zona se pueden experimentar vientos fuertes, en especial provenientes del oeste, durante el periodo de polinización de primavera.

La empresa hace años que cubre árboles de aguacates y tiene 5 o 6 clientes en Australia y Nueva Zelanda. Claude Grayling, director fundador, dice que esto no solo ayuda con el viento y las heladas, sino que reduce la necesidad de cubrir los árboles individualmente, lo cual puede salir más caro.

"Se trata más de crear un microclima, igualar las temperaturas y que sean más cálidas en el periodo de floración", explica. "En ocasiones, los aguacates pueden tener producción cada dos años y, si reducimos el viento, se crea un microlima y el aguacate rinde bien bajo la malla".

En el huerto de Katikati la cubierta está a siete metros del suelo y utiliza un tejido llamado "16mm Quad". Grayling dice que se ha escogido este porque los agujeros son lo suficientemente pequeños para controlar el granizo y, al mismo tiempo, hacer de cortavientos.

"Es el tejido que utilizamos en el sector del kiwi de Nueva Zelanda también", detalla. "También lo utilizamos para manzanas y cítricos en Australia. Las cubiertas de Katikati están bastante altas y están rodeadas por un tejido cortavientos. En Australia hemos utilizado un tejido con un poco de sombreo para que funcione como protección contra el intenso sol. Lo principal es que podemos manipularlo incorporando negro al tejido para que haga un poco más de sombra, en especial cuando brotan los nuevos tallos y cuando maduran y se acercan a la propia cubierta".

Netpro dice que las posibilidades de esta malla protectora son infinitas y ha trabajado con varias líneas de producto, entre ellas uvas de mesa, cítricos, lichis, fruta de hueso, kakis y manazanas. Grayling añade que hay un ahorro de transpiración de agua de en torno a un 30-35 por ciento con una cubierta completa.

"El crecimiento es mejor, el árbol no sufre tanto por el viento. Es algo muy nuevo, incluso para Nueva Zelanda. John, el productor de Katikati, decidió poner cubiertas, pero no quería incurrir en los gastos añadidos de colocar las estacas, la malla de sombreo y la malla antiheladas encima. Quería ahorrar dinero, pero tener una protección completa", dice Grayling.

Daniel Birnie, productor y gerente de aguacates en Trevelyan's, también visitó el huerto de Katikati y dice que es emocionante ver que los productores están probando ideas nuevas.

"Tuvimos la suerte de visitar el huerto con Wayne Russell, de Netprok Bay of Plenty, quien construyó la estructura", indica. "El viento es algo que todos los productores de Nueva Zelanda experimentan, y las parcelas bien protegidas, por lo general, tienen mejores rendimientos de fruta comercializable, y los huertos se afianzan mucho más rápido".

Añade que hay otro productor que está instalando mallas en la zona de la carretera de Belk.

"Las ventajas de las mallas son menos viento, temperaturas primaverales más cálidas, mejores rendimientos comercializables y necesidad de poda", dice Birnie. "Las ventas son el coste de la instalación, la necesidad de poda –esto me parece tanto positivo como negativo– y, en general, supongo que adentrarse un poco en lo desconocido".

Birnie añade que la producción este año en Trevelyan's ha sido mayor que otros años, y el año que viene volverá a aumentar. La empresa prevé en torno a 700.000 cajas para exportación y venta nacional en la campaña 2019/20.

Más información:
Claude Grayling
Netpro Group
Tel.: +61 7 4681 6614
sales@netprocanopies.com 
www.netprocanopies.com


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor