Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

España: Aumenta el uso de estrategias de control biológico en la Región de Murcia

Desde el año 2000, la Región de Murcia está implantando estrategias de control biológico de plagas en distintos cultivos, fomentadas por la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca. Destaca su uso en la producción de tomates y pimientos, de los cuales un 90% se cultivan en invernaderos.

La empresa holandesa Koppert Biological Systems, situada en Águilas, se dedica a la cría de insectos de control biológico y ofrece una gama de productos y servicios para el manejo integrado de plagas, tales como colmenas de abejorros para la construcción de sistemas de polinización natural, una gran cantidad de macro y microorganismos benéficos para el control biológico de plagas, y accesorios para la implantación de sistemas tecnológicos de control, como trampas adhesivas y trampas de feromonas.

En el cultivo de tomates en invernaderos también se ha usado el control biológico frente a la Tuta absoluta, mediante la combinación alterna de productos fitosanitarios de bajo impacto ambiental y la suelta de otros insectos beneficiosos. También se llevan a cabo sistemas de confusión sexual para evitar la reproducción de insectos dañinos, como en el caso de la uva de mesa para el control de la polilla de la vid. En el caso de los cítricos, un caso de éxito es el control biológico con la suelta de los principales depredadores que tiene la mosca blanca, como es el caso del Cales noacki.

Estos programas, desarrollados por la Consejería a través del Servicio de Sanidad Vegetal y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), se realizaron en colaboración con el sector productor y empresas de cría de insectos beneficiosos llegando a ser un referente mundial en la aplicación de los sistemas de Gestión Integrada de Plagas.

La implantación de este tipo de insectos en nuestra fauna y su aclimatación sería todo un éxito, ya que disminuiría la necesidad del uso de productos fitosanitarios en las explotaciones agrarias.

Las empresas que se dedican al establecimiento de estos insectos tienen que pasar por una serie de controles de la Administración, así como de los insectos que producen, para evitar la entrada de insectos exóticos que produzcan un parasitismo o hibridación con las especies autóctonas existentes en la zona donde se producen y liberan.

Estos sistemas de control biológico y tecnológico se aplican en la Región en una superficie superior a las 50.000 hectáreas. Así, anualmente se sueltan más de 250 millones de insectos y se instalan más de seis millones de trampas o difusores para el control de las plagas.

 

Fuente: murcia.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor