La deuda de Greenyard aumenta significativamente

La deuda de Greenyard se ha incrementado a siete veces la suma de sus beneficios brutos. La empresa ha publicado su informe anual completo de 2018/2019 y, pese a que está tratando de eliminar 422 puestos de empleo en todo el mundo, es evidente que la empresa ha tenido un año muy complicado.

En la presentación del informe, el Co-CEO y accionista mayoritario Hein Deprez afirmó que "2018 fue el año más difícil en la historia de la empresa". Cuando las ganancias cayeron en picado, el apalancamiento de Greenyard se incrementó. En 2017, esta cifra se fijó en 2,8, ahora la empresa busca un apalancamiento de 7,2- Greenyard también ha tenido que lidiar con las retiradas del año pasado, que hicieron mella en las ganancias de la empresa.

Para solventar las deudas, Greenyard busca una inyección financiera de entre 80 y 120 millones de euros, meta para la cual necesitará nuevos inversores. También está intentando vender algunas divisiones. Hace poco se ha dado a conocer que Greenyard ha vendido una de sus fábricas en Hungría a Roger & Roger, pero se desconoce la suma que se ha pagado por ella.

Hein Deprez señala: "El último ejercicio fiscal ha sido un año de transición. Hemos puesto mucho esfuerzo y tiempo en el cambio de un modelo transacional en frutas y hortalizas a un verdadero modelo de asociación con nuestros minoristas, y esta cambio ha resultado más difícil de lo esperado. Dado el inesperado impacto que ha tenido el verano extremadamente seco en nuestros segmentos Fresh y Long Fresh, las medidas de retirada a principios de verano en Long Fresh, pero en particular una presión de mercado más prolongada de lo esperado en nuestros principales mercados Fresh, Greenyard ha atravesado momentos difíciles que han exigido la toma de medidas determinantes. Hemos nombrado co-CEO a Marc Zwaaneveld y, junto con nuestros colegas, hemos tomado decisiones importantes para la transformación de Greenyard en el socio global de elección de nuestros clientes. Estamos consolidando la empresa y utilizando nuestra fuerza y nuestro tamaño para incrementar nuestra eficiencia en beneficio de todos nuestros grupos de interés, colegas, clientes, consumidores y accionistas. Hoy por hoy, todavía queda camino por recorrer, pero ya vemos cómo los primeros brotes verdes prometedores del Plan de Transformación van aumentando gradualmente los resultados".

Marc Zwaaneveld, co-CEO, añade: "Tenemos un Plan de Transformación sólido que estamos poniendo en práctica meticulosamente. Los primeros resultados del nuevo año fiscal están por encima del presupuesto y por encima del año pasado, y ya muestran que Greenyard tiene mucho potencial sin desplegar. Con una ejecución estricta del Plan de Transformación podemos desbloquear un gran potencial sin aprovechar que mejorará nuestra eficiencia y rentabilidad. Además, están en marcha varias desinversiones y conversaciones con inversores claves en potencia. Hemos vuelto a poner el foco en nuestra huella y continuamos garantizando a nuestros clientes los niveles de servicio a los que están acostumbrados. Estamos trabajando diligentemente para mejorar la rentabilidad de nuestra empresa una vez más con un balance más sólido, más robusto y pensado para el futuro".

El informe del ejercicio fiscal 2018/2019 está disponible aquí.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor