Un alemán muere tras comer un calabacín casero

Un alemán de 79 años de edad ha fallecido tras consumir un calabacín de producción casera que probablemente desarrolló por sí mismo una sustancia venenosa. Esto no suele pasar en los calabacines, pero en algunos casos raros puede suceder. El hombre y su esposa estuvieron muy enfermos durante dos semanas después de consumir el calabacín y finalmente ingresaron en el hospital. La mujer se recuperó pero la salud del hombre siguió deteriorándose hasta acabar falleciendo.

Programas de obtención
El culpable del envenenamiento es una sustancia denominada cucurbitacina, que solía aparecer de forma natural en calabacines y pepinos como defensa natural para evitar que los animales los comieran. Durante los últimos siglos los productores han conseguido eliminar la sustancia a través de los programas de obtención, pero si la gente cultiva sus propias verduras, la sustancia puede reaparecer. Por tanto, es recomendable probar una porción del calabacín crudo si es de cultivo casero. Si la verdura sabe mucho más amarga de lo habitual, esto puede indicar la presencia de la cucurbitacina. Esto mismo se aplica también a las calabazas.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor