Joe Shaw Roberts, director de Consumer Insight en Kantar Worldpanel:

“Cuanto más podamos alentar al consumidor a comprar variedades de uva diferentes, más valiosas serán”

El consumo de uva en el Reino Unido ha sido constante durante los últimos cinco años con un valor de 800 millones de libras. Durante su presencia en The Global Grape Summit la semana pasada, Joe Shaw Roberts, director de Consumer Insight en Kantar Worldpanel, explicó que parte de la razón para que esto ocurra es que la gente hace más viajes en busca de uvas y variedades nuevas (roja, blanca, negra y mixta), si se ofrecen nuevas variedades, es más probable que regresen. Casi el 85% de la población del Reino Unido compra uvas durante el año.

El precio está influenciado por las tiendas de descuento ALDI y Lidl, quienes obtienen un 6% adicional de participación en las uvas, lo cual reduce su valor.

“Aunque los viajes adicionales están impulsando las ventas de uva, la economía y los niveles de primera calidad son los que impulsan el consumo a largo plazo y contribuyen a que los precios sean más bajos. El valor de las marcas propias impulsaron las ventas de productos en todo el sector hortofrutícola. Cuando ASDA lanzó su línea Farm Stores, los volúmenes se dispararon por encima del valor. Las líneas de frutas y hortalizas feas también han impulsado las ventas y han visto un aumento de 38 millones de libras en el último año, con un tercio de la población que ahora las compra”.

Si bien las tiendas de descuento y los niveles de la economía están reduciendo el valor, las marcas de primera calidad están ayudando a aumentar los precios promedio de los productos frescos.

“Las tiendas de descuento han contribuido en gran medida a bajar los precios en los últimos años, pasando de una participación en el mercado del 11% a un 17% en un lapso de cinco años, lo cual es un crecimiento bastante significativo. En el Reino Unido, las uvas blancas clásicas, que abarcan la mayor parte del volumen, están en declive, pero hay un sólido crecimiento de otras variedades, particularmente la negra y la mixta”.

Mayormente, el comprador más joven y con menos poder adquisitivo compra las uvas blancas; las personas que compran diferentes variedades tienden a ser aquellas que tienen un mayor poder adquisitivo.

“Una cantidad significativa de compradores compra 3 variedades en el transcurso de un año. Cuanto más podamos alentar a los compradores a comprar estas diferentes variedades de uva, más valiosas serán, por lo que debemos pensar cómo podemos hacer para que la gente compre más variedades”.

Las personas que compran más variedades tienden a tener un mayor poder adquisitivo, por lo general son mayores y compran en las tiendas de descuento, y también comprarán manzanas, bananas y cítricos. Por lo tanto, vincular ofertas con otras frutas o diferentes variedades de uva puede ser una buena manera de impulsar las ventas.

“Los incentivos para hacerlo son considerables, si el 10% de los compradores que compran dos tipos de uvas comprara tres tipos de uvas, el próximo año la uva podría tener un valor de 9 millones de libras; si logramos que los compradores que compran tres tipos pasen a comprar cuatro, podría valer 10 millones”.

Los minoristas ya están vinculando ofertas; ALDI desarrolló el Super Six, que no solo impulsa el compromiso a través del precio, sino que alienta a los compradores a probar diferentes variedades y probar diferentes productos de la tienda.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor