España: La UE prohibirá el clorpirifós en 2020

La UE ha anunciado que a partir de 2020 prohibirá el uso del clorpirifós en la agricultura. Este pesticida, el más usado en España, es muy potente y eficaz para combatir las plagas, pero implica un grave riesgo la salud humana, la fauna y el medio ambiente, según han podido saber los medios colaboradores de esta investigación de una fuente oficial de la Comisión Europea.

El pediatra y científico estadounidense Leonardo Trasande explica a que el clorpirifós, como pesticida organofosforado que es, provoca graves problemas en el desarrollo cognitivo de los niños desde la más tierna infancia e, incluso, en la etapa prenatal si sus madres han tenido una alta exposición al mismo durante el embarazo. Se ha demostrado que el clorpirifós está entre los factores que originan en los niños muchos casos de autismo, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, pérdida de puntos en el coeficiente intelectual u obesidad.

El clorpirifós es el insecticida del que más residuos se encuentran en los análisis de alimentos que anualmente realizan las autoridades competentes. Fue desarrollado y registrado como pesticida en 1965 por la multinacional estadounidense Dow Chemical. A pesar de que en España se esté usando abundantemente, en varios países europeos no está autorizada su utilización ahora o nunca lo ha estado.

Según el análisis propio de las bases de datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el clorpirifós es el pesticida más recurrente en las muestras analizadas de productos agrícolas entre 2015 y 2017 (este es el último año con números consolidados que comparte el ministerio). Además, entre los 4.677 tests donde se buscó clorpirifós, residuos del mismo se hallaron en justo 400 casos, un 8,5% del total. Tiene una gran presencia en las naranjas, las mandarinas y los plátanos examinados, pero los técnicos del ministerio lo detectaron hasta en 40 productos alimenticios diferentes. Incluso se informa de un caso de residuos de clorpirifós encontrados en huevos de gallina.

En esos tres años, desde 2015 a 2017, hasta 19 muestras examinadas superaban el límite máximo de residuos autorizado, según el análisis de los datos de este medio.

Dada la prevalencia de los cítricos en cuanto a los residuos registrados por los muestreos, las tres provincias de la Comunidad Valenciana están entre las cuatro con más positivos de clorpirifós en los tests para el conjunto de España.

Los casos de detección de clorpirifós no se limitan a alimentos cuyo origen de producción es España. De los 400 positivos registrados en las bases de datos facilitadas por el Ministerio de Sanidad, hasta 66 corresponden a frutas y verduras procedentes de otros países como Egipto, Marruecos o China.

 

Fuente: elconfidencial.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor