Los aguacates californianos, en peligro de ser invadidos por un insecto

La Universidad de California Riverside está probando si una avispa diminuta puede controlar una plaga que podría causar daños graves a los cultivos de California, entre ellos la uva, las nueces y los aguacates.

La plaga, la mosca Lycorna delicatula, que chupa la savia, es originaria de China y se detectó por primera vez hace cinco años en Pensilvania. Desde entonces, grandes poblaciones se han propagado rápidamente por los viñedos, manzanos y otras plantas de Nueva York, Delaware, Nueva Jersey, Maryland y Virginia. Los expertos opinan que esta mosca podría llegar pronto a California.

Mark Hoddle, director del Centro de Investigación de Especies Invasoras de la UC Riverside, explica por qué esta mosca es tan dañina: "Segrega copiosas cantidades de ligamaza, un residuo que favorece la aparición de un moho negro y hollinoso que deteriora la capacidad de crecimiento de la planta". La ligamaza también atrae a insectos indeseables como hormigas y avispones.

En torno al 44% de los insectos alóctonos llegados a California se asentaron primero en otra parte de los Estados Unidos. Dada la velocidad de propagación de la Lycorna delicatula, Hoddle se dio cuenta de que el estado necesitaba un enfoque proactivo para este problema predecible.

"Normalmente, cuando aparece un insecto, tratamos de contenerlo y erradicarlo", dice Hoddle. "Pero para cuando se encuentra la población, ya suele estar muy extendida y es difícil de controlar".

El Departamento de Alimentación y Agricultura del estado concedió hace poco a Hoddle 544.000 dólares para investigar si una avispa parásita diminuta, también originaria de China, podría ser la solución a este problema inminente. La avispa pone sus huevos dentro de los huevos de la mosca. Mientras se desarrollan, las larvas de avispa se alimentan de sus huéspedes y los matan, y eclosionan después de abrirse paso a bocados fuera de los huevos de mosca.

Estas avispas no suponen ninguna amenaza para plantas o personas, pero antes de usarse en el control de la mosca, Hoddle debe demostrar que no provocarán daños innecesarios a otros insectos autóctonos. "No podemos liberar en la naturaleza de California un parásito chino sin más", advierte Hoddle. "Es poco probable que dañe los objetivos incorrectos, pero debemos estar seguros".

Las pruebas de seguridad se llevarán a cabo en unas instalaciones de cuarentena altamente seguras de la UC Riverside. Las moscas Lycorna delicatula, el sujeto de las pruebas de seguridad, se atraparán en zonas naturales de California y el sur de Arizona este verano.

Fuente: phys.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor