Expertos exponen en Valencia soluciones para el sector

España: "El pequeño agricultor aislado va a desaparecer"

La difícil coyuntura que está viviendo el sector citrícola valenciano requerirá a corto plazo cambios estructurales que permitan revitalizar su economía. Con el motivo de la celebración de la Convención Citrícola, celebrada en l'Alcúdia, en la que se han reunido centenar y medio de representantes de entidades cooperativas, técnicos, expertos en exportación, consultorías y profesores universitarios, se ha tenido la oportunidad de reflexionar sobre la crisis del sector citrícola y sobre las perspectivas de su futuro.

Según el presidente de Cooperatives Agroalimentàries, Cirilo Arnandis, "el pequeño agricultor aislado va a desaparecer", en favor de las explotaciones citrícolas medianas o grandes (situó el umbral por encima de 20 hectáreas). La razón está en aprovechar las economías de escala para poder reducir los costes por unidad de cultivo. Arnandis pidió que el Consell desarrolle la Ley de Estructuras Agrarias y que la Administración apoye económicamente al sector citrícola.

Paco Borrás, ex director comercial de Anecoop, aventuró igualmente que se va a reducir el número de almacenes de confección. De hecho en los últimos años han cerrado bastantes, y muchos de ellos de cooperativas locales que no han podido resistir el tirón. Al mismo tiempo "los grandes se van haciendo más grandes", y esta va a seguir siendo la tónica

Centrando estas cuestiones en el caso de las cooperativas, Borrás señaló que su reto principal pasa por poder mantener sus explotaciones y su política de socios sin perder su identidad y sus valores. Igualmente recalcó la importancia de impulsar el apoyo a los jóvenes y a los emprendedores, de fomentar la concentración para obtener explotaciones más dimensionadas, así como adecuar sus instalaciones, apostar por la especialización y desarrollar estructuras comerciales fuertes para asegurar un acceso regular a los clientes finales.

El catedrático Juan Juliá apuntó la conveniencia de que las cooperativas ganen tamaño para no perder el tren de la competitividad.

Cirilo Arnandis se mostró de acuerdo en que "todos tenemos que cambiar", pero advirtió que "no podemos hacer todo esto solos, nos tienen que ayudar las Administraciones", a las que reclamó además que cambien algunos criterios. Mostró la voluntad general de "seguir adelante", pero para ello es preciso "que la UE no esté abriendo todas las puertas y permitiendo que entren todos con muchas menos exigencias que las que nos piden a nosotros para poder exportar".

 

Fuente: lasprovincias.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor