La Comisión Europea no considera la CBS como plaga de atención prioritaria

La 'Phlyllosticta citricarpa', o 'Guignardia citricarpa', más denominada como CBS a nivel de expertos, es una peligrosa dolencia citrícola, causada por un hongo, que provoca multitud de manchas negras en la piel de los frutos atacados, que de esta forma quedan sin valor comercial, no sirven ya para su venta como fruta fresca, lo que se traduce en grandes pérdidas económicas. Por los efectos causados en la fruta, popularmente se conoce más como 'mancha negra'.

Esta plaga no se encuentra –afortunadamente de momento– en la citricultura de España ni del resto de países productores de la UE, pero el continuo aumento de las importaciones desde países donde está presente desde hace tiempo motiva que los citricultores españoles y del resto de Europa estén muy sensibilizados ante la eventualidad de que llegara con cualquier partida incontrolada y se extendiera, como ha ocurrido tantas veces con otras plagas importadas. Entre las últimas que han seguido este camino indeseado se pueden citar el 'cotonet' de Les Valls o el trip de la orquídea, que están causando estragos en la citricultura valenciana y no se conocen todavía medios eficaces de lucha, ni existen predadores que los puedan mantener a raya.

Pese a la preocupación general frente a la mancha negra y a las reiteradas interceptaciones de partidas infectadas que llegan de otros países, la Comisión Europea no incluye de momento esta dolencia en el listado de plagas que precisan una atención prioritaria, con lo que, de mantenerse así, seguiría sin aplicarse medidas especiales de protección en frontera, con controles sistemáticos, como se viene reclamando desde hace tiempo.

Por este motivo, todo el sector citrícola español ha enviado una carta al comisario de Sanidad y Seguridad Alimentaria de la UE, Vytenis Andriukakis (con copias para el comisario de Agricultura, ministerio y comunidades autónomas), en la que se expone el malestar por dicha omisión y se expresa el deseo de que la misma se pueda corregir en una nueva sesión de análisis que tendrá lugar mañana día 9.

La carta está firmada por Cooperativas Agroalimentarias, UPA, COAG, Asaja, Fepex, Ailimpo y Comité de Gestión de Cítricos. En ella trasladan "nuestra enorme preocupación" ante un riesgo "capital" y piden a la Comisión Europea que "apure al máximo las herramientas que ofrece el reglamento 2031/2016 a favor del sector de frutas y hortalizas y en particular en cuanto se refiere a la amenaza de la plaga CBS".

Han sido tantas las ocasiones en las que se han detectado –y rechazado– envíos de cítricos provenientes de países del hemisferio sur con mancha negra que esta dolencia está ya implantada en el imaginario colectivo del sector citrícola europeo como uno de los máximos peligros potenciales y, como tal, es motivo de atención especial y reclamación reiterada en todo tipo de reuniones, congresos y reclamaciones a Bruselas, siempre buscando que se intensifiquen los controles aduaneros para impedir la entrada y propagación de este hongo. (La media de entrada de nuevas plagas importadas es de una cada nueve meses).

Ante la actitud de los organismos europeos de desestimar la peligrosidad del CBS y no incluirlo entre las plagas prioritarias, los representantes del sector citrícola de España advierten: "Tenemos la impresión de que en el Reglamento 2016/2031, que se presentó como 'el gran paso adelante en favor de la protección fitosanitaria de las plantaciones europeas, en la práctica se quedará en papel mojado, pues uno a uno, los reglamentos de la legislación secundaria van debilitando su ámbito de aplicación y suavizando los artículos que teóricamente iban a aportar herramientas de protección más exigente".

Para mayor inri, esta elusión europea se produce dos meses después de haberse detectado CBS o mancha negra en siete cargamentos de naranjas de Túnez llegados a la UE, lo que ha motivado el bloqueo de las importaciones de dicho país y el anuncio por parte de Bruselas de que se enviarán técnicos a revisar el estado de las plantaciones tunecinas. ¿Cómo se puede entender que el 'acercamiento' a Europa de un problema tan grave no motive enseguida el endurecimiento general de su tratamiento y, por el contrario, se suavice, al no incluirlo entre las plagas prioritarias de cuarentena?

La presencia de la mancha negra'a las puertas de la UE, en la otra orilla del Mediterráneo, presenta dos focos de máxima atención: el hecho en sí, la aproximación del riesgo a las plantaciones europeas, y la evidencia de que Sudáfrica no tenía razón cuando desmentía –lo sigue haciendo– que este agente patógeno pudiera progresar en las condiciones ambientales de la cuenca mediterránea. Los sudafricanos lo defendían así para influir ante Bruselas –con la ayuda de holandeses y británicos– y lograr un trato en frontera más suave. No es lo mismo temer contagios que pensar que no puede pasar nada. Rechazaron tales planteamientos estudios del IVIA y de otros organismos de investigación, así como de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria); sin embargo, la Comisión no hizo mucho caso. Ahora se produce lo de Túnez que acaba de desmontar la defensa sudafricana, y la Comisión no obra en consecuencia y minimiza la amenaza del CBS.

Esta situación se produce, para mayor inquietud, tras el acuerdo UE-Mercosur, que traerá más importaciones de cítricos de países como Brasil, Argentina y Uruguay donde es endémica la mancha negra. Fuentes del Comité de Gestión aventuran si, con su actitud, la UE no estará tratando de soslayar el pago de posibles indemnizaciones por daños a hipotéticos afectados, como ocurre ahora con la 'Xylella' en almendros y olivos.

Fuente: lasprovincias.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor