Sudáfrica: El viento en el Cabo reduce el volumen de mandarinas aptas para el mercado

La temporada de mandarinas está recuperándose de un inicio lento debido al retraso en la coloración en muchas zonas. Con las zonas del sur que se adelantaron y las del norte que se atrasaron, las mandarinas tardías podrían solaparse.

En el extremo norte del país, la cosecha de mandarinas tardías como Orris, Leanris, Nadorcotts y Tangos está en curso, pero en el Cabo Occidental y Oriental llevan ya unas semanas.

En el valle del río Sundays (Cabo Oriental), la temporada de clementinas terminó recientemente, mientras que las Nova (cuya estimación original de 750.000 cajas se ha incrementado en otras 50.000 cajas de 15 kg) probablemente terminará más tarde que otros años.

Ha habido informes de arrugas en las Nova y calibres pequeños en algunas clementinas y Nova de zonas como Boland. Se han enviado una gran cantidad de Nova a Rusia y Oriente Medio en lo que va de temporada y, según se ha informado, el mercado es más estable que el año pasado.

En Europa y el Reino Unido, las mandarinas tardías del hemisferio norte han permanecido más tiempo en los mercados, ejerciendo presión sobre los precios de las mandarinas.

Una temporada con mucho viento
Desde el valle del Gamtoos, en el Cabo Oriental, donde hace un tiempo un poco más cálido de lo que les gustaría, Martina Odendaal, presidenta del grupo de enfoque de variedades de cítricos de la Asociación de Productores de Cítricos, habla con FreshPlaza sobre la temporada actual.

Esta temporada ha estado caracterizada por los vientos en la zona, que tienden a marcar la fruta, haciéndola menos exportable. El viento también afecta a la logística, ya que el envío se retrasa debido a que los barcos no pueden conducirse y las grúas no pueden utilizarse en algunas ocasiones.

En el Cabo Oriental, pero también en el valle del río Olifants, en el Cabo Occidental, las fincas han estado a merced del viento persistente que causó la caída de flores en las Satsuma el año pasado, y desde entonces han aumentado las marcas por el viento en la fruta, lo que está fastidiando los volúmenes de fruta apta para el mercado en fresco.

Sin embargo, expresa Martina, ahora es importante para el sector ejercer la autodisciplina frente a la reducción de estos volúmenes y no abusar del mercado con las frutas marginales. "La fruta de Sudáfrica tiene una imagen de buena calidad en el mercado de ultramar y no debe ponerse en peligro".

A veces, señala, es necesario ofrecer fruta con una diferencia de sabor, tamaño específico y color en mercados emergentes para poder desarrollar el mercado y el precio de impacto. Es en los mercados en desarrollo donde Martina cree que hay mayores oportunidades para los productores sudafricanos.

Problemas de calidad en las Satsuma
La llegada de las Satsuma ha sido un poco arriesgada este año, algo esperado en esta variedad muy temprana y desafiante. "Quizás es bueno que llegue al comienzo de la temporada, cuando todo el mundo todavía tiene energía".

"Fuimos muy optimistas sobre la temporada de Satsuma. La fruta parecía buena, con altos rendimientos, tamaños más grandes y buena calidad interna, pero la piel no ha dado la talla".

"La temporada de producción ha sido más cálida y creo que se puede empezar a sentir el efecto del cambio climático. Por lo tanto, hubo algunas frutas dañadas en el mercado, pero también hubo frutas muy buenas para algunos productores”.

Aunque se piensa que para los productores del hemisferio norte y del hemisferio sur dicha variedad se verá sometida a una presión cada vez mayor por las ofertas de exportación contraestacionales como la mandarina tardía, "siempre hay quienes pueden hacer que funcione", continúa.

Producción de mandarinas
La producción de mandarinas en los últimos tres años ha sido del 24%. En una zona como Boland, se han añadido más de 1.300 hectáreas de mandarinas (un aumento del 40%), y en el valle del río Sundays, Nelspruit (Mpumalanga) y Senwes (Mpumalanga / Limpopo) se han incorporado unas 900 hectáreas, respectivamente, durante el mismo período.

La última estimación para las mandarinas fue de 18,3 millones de cajas de 15 kg, dos millones más que el año pasado y casi 5 millones de cajas de 15 kg más que el año anterior.

Aproximadamente la mitad de las fincas de mandarinas de Sudáfrica no pueden gestionar los grandes volúmenes que aún están por llegar. De hecho, dos tercios de las 9.000 hectáreas de fincas de mandarinas tardías del país aún no están en producción.

Martina señala que con la próxima ola de mandarinas, es imperativo que una empresa se distinga en el mercado protegiendo su buena reputación y siendo diligente en estimular la demanda.

Infraestructura sobrecargada
La infraestructura vial y portuaria de Sudáfrica está siendo puesta a prueba por los crecientes volúmenes. "Cada vez se nota más la falta de eficiencia de la infraestructura de Sudáfrica. Hace unos años todavía funcionaba bien, pero recientemente hemos notado el impacto de la congestión en el puerto de Coega, debido a la falta de una estrategia eficiente, lo que aumenta el coste de la exportación de la fruta", concluye.

 

Para más información:

Martina Odendaal
Quacha Citrus
Tel: +27 42 283 0911
Email: martina@gamtoos.co.za
https://www.quacha.co.za/


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor