Proponen imitar el modelo agroexportador de Perú

Frutas de Argentina exige medidas para incrementar las exportaciones

La recién constituida corporación frutícola Frutas de Argentina, que reúne a las cámaras específicas de productores y exportadores de cítricos (Federcitrus), de peras y manzanas (CAFI), de cerezas (CAPCI) y de arándanos (ABC), ya ha mantenido una reunión a través de sus dirigentes con el ministro de Producción, Dante Sica, para alertar sobre el fuerte deterioro de las exportaciones y la dificultad de los pequeños y medianos productores para subsistir en el esquema macroeconómico argentino. La corporación sugirió imitar el modelo de Perú para recuperar el terreno perdido.

En su entrevista con el Ministro Sica, los portavoces de Frutas de Argentina informaron que en conjunto el sector genera unos 176.000 puestos de trabajo, tiene producciones en más de 10 economías regionales, exporta con valor agregado a más de 70 países y genera cerca de 2.000 millones de dólares de facturación (1.446 millones en exportaciones y 650 millones en el mercado interno). A pesar de ello, en los últimos diez años Argentina redujo un 50% sus exportaciones de frutas, resignando embarques por cerca de 750 mil toneladas anuales.

El fuerte retroceso exportados también explica muchos de los problemas de precios que se registran en diferentes economías regionales, especialmente con los cítricos y las frutas de pepita, pues los excedentes de oferta que no se pudieron venden al extranjero naturalmente se vuelcan a un mercado interno saturado.

Frutas de Argentina expuso ante Sica las razones que el sector considera culpables de la disminución de las exportaciones, entre ellas, la existencia de retenciones o impuestos a la exportación, la reducción de reintegros, la inflación, el dólar atrasado, los costos laborales, las tarifas de energía, los altos costos logísticos, y la falta de acuerdos comerciales que permitan reducir los aranceles de importación que se cobran en los distintos mercados.

Frente a Sica, los fruticultores recomendaron en concreto imitar a Perú, un país que se ha convertido en una potencia frutícola. Ese desempeño se basó sobre todo en la ley 27360, de promoción del sector agrario, que entró en vigencia enero de 2001. Desde aquella sanción, las exportaciones peruanas de productos del agro se multiplicaron nueve veces y más precisamente las de productos no tradiciones (como los espárragos o los arándanos) lo hicieron 13 veces. Perú pasó de exportar vegetales por 634 millones de dólares en 2001 a 5.795 millones en 2017.

En el paquete legal demandado por el sector fruticultor, se incluye que se impongan una serie de reformas en el terreno laboral e impositivo, que se promueva una financiación barata para el recambio de variedades y para minimizar el riesgo climático, y que se apuntale la logística interna.

 

Fuente: adnrionegro.com.ar


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor