España: 7.000 melocotones de Calanda D.O. embolsados cada día

Una de las técnicas más tradicionales del cultivo de melocotón en la zona del Bajo Aragón es el embolsado de las frutas en bolsas de papel, que las protegen de las plagas o de los productos fitosanitarios hasta el momento de la recolecta final que tendrá lugar en septiembre.

El proceso se realiza de forma completamente manual entre los meses de junio y agosto. Los trabajadores colocan entre 5.000 y 7.000 bolsas diarias en jornadas que suelen ser de 7.00 a 13.00, un trabajo sencillo pero que requiere gran concentración y la constancia.

Asimismo, el embolsado permite una maduración más homogénea y uniforme de cada fruta que, al estar mejor repartida en la rama tras la labor del aclareo, engrosa mejor. Actualmente, la Denominación de Origen del Melocotón de Calanda, al cual se le aplica esta técnica, se encuentra ubicada al sureste de la depresión del río Ebro y la comprenden un total de 45 municipios de Zaragoza y Teruel.

Cuestión de tamaño y dulzura
La Cooperativa La Calandina se encarga de la recepción de los melocotones de Calanda D.O. Allí se pesan y se introducen en unas cámaras a 2 grados de temperatura para detener su maduración.

“Ahora mismo llevamos unos 20 días de trabajo acabando de seleccionar la fruta que ha sido más temprana y esperamos la llegada del melocotón tardío”, afirma Antonio Cerdán, gerente de la cooperativa del municipio de Calanda. Actualmente la cooperativa cuenta con más de 150 socios y 90 trabajadores en la fábrica y otros 150 en el campo. Nada más llegar el melocotón medimos su azúcar con un espectrómetro: “La D.O. garantiza una dulzura mínima de 12 grados Brix”.

Ya en el interior de la nave, un complejo sistema de cintas y rodillos es el que se encarga de trasladar, bajo la atenta mirada de los operarios, los melocotones de primera, segunda o tercera –que se convertirán en zumo- a sus respectivos destinos. “El de segunda se vende en nuestra tienda a un precio algo inferior, y el de primera va directo a la cinta clasificadora por calibre, en la que se selecciona según su peso y su color”, añade Cerdán. En la fase final, los melocotones se colocan según su calibre –tamaño o peso– en cajas de 15, 18, 20, 24 o 26 unidades, siendo el primero el de mayor precio. Ya en cajas, estos melocotones viajarán hasta grandes superficies de toda España y a mercados mayoristas de todo el país. 

 

Fuente: heraldo.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor