Brasil: El Gobierno autoriza el uso de plaguicidas prohibidos en la UE por su toxicidad

La organización ecologista Greenpeace ha informado que, en lo que va de año, el Gobierno de Brasil ha autorizado el uso de 262 plaguicidas, de los cuales el 31% están prohibidos en la Unión Europea por su elevada toxicidad y riesgos para la salud y el ambiente, como el acefato o el clorotalonil. Según los datos de esta organización, el 43% de los plaguicidas autorizados desde que asumió el presidente Jair Bolsonaro son "altamente o extremadamente tóxicos".

En Brasil, para que un producto pueda ser usado en el campo tiene que contar con luz verde de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Agricultura. Un cambio reciente en los criterios de clasificación de nuevos plaguicidas de Anvisa hace que el único criterio para definir la toxicidad de un producto sea el rótulo de riesgo de muerte.

Responsables de esta agencia estatal argumentaron que la nueva clasificación atiende patrones internacionales, pero organizaciones locales criticaron el vacío de información, sobre todo respecto de los trabajadores rurales, los más expuestos a los riesgos que conllevan estos productos.

Brasil, un campeón mundial en el consumo de agrotóxicos
Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer concluyó en 2017 que cada brasileño consume en promedio por año "cinco litros de veneno". Entre 2017 y 2014 se notificaron 1.186 casos de muerte por intoxicación con agrotóxicos, según un estudio de la geógrafa Larissa Mies Bombardi, de la Universidad de São Paulo.

En las últimas semanas, la senadora Kátia Abreu, que fue ministra de Agricultura del Gobierno de Dilma Rousseff (2011-2016) y presidió la Confederación Nacional de la Agricultura y la Ganadería, advirtió que el uso desmedido de agrotóxicos puede tener consecuencias comerciales negativas para Brasil, relacionadas con las barreras fitosanitarias que los países importadores pueden poner por el exceso de plaguicidas y también por normas ambientales que pueden poner en cuestión el aumento vertiginoso de la deforestación de la Amazonia.

Abreu, una voz muy respetada en el mundo del agronegocio, expresó temores de que los agricultores europeos usen esos argumentos como presión a sus gobiernos para que no ratifiquen (o modifiquen sustancialmente) el recién alcanzado acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur, que fue celebrado por el sector primario brasileño como una victoria histórica.

 

Fuente: mundo.sputniknews.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor