Almería, modelo agrícola de sostenibilidad medioambiental

Un informe elaborado a principios del mes de agosto por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU aconseja la conservación del suelo del planeta para evitar su contribución al calentamiento global. Este documento revela que en las últimas décadas los cambios de uso de suelo junto con las variaciones en las pautas de consumo y el crecimiento de población han generado pérdidas de biodiversidad, degradación del suelo, inseguridad alimenticia, etc.

El modelo agrícola almeriense, desde su implantación hace cincuenta años, se ha postulado como un modelo de sostenibilidad medioambiental a nivel internacional. Sus 30.456 hectáreas de invernaderos están absorbiendo dióxido de carbono continuamente, generando el denominado ‘efecto albedo’, que contrarresta la incidencia del cambio climático; el reflejo de la radiación solar se reduce, contribuyendo a descender las temperaturas. De hecho, la media anual se ha reducido en 0,3ºC desde 1989 pese al calentamiento global. Asimismo, el ‘mar de plástico’ de la provincia absorbe cada día la emisión media de CO2 que producen 244.648 coches.

La utilización de un sistema de producción intensiva bajo plástico, así como la optimización de recursos fundamentales como el suelo, se suman a los avanzados métodos que engrandecen el modelo agrícola de la provincia. Además, el uso del control biológico persigue la reducción de residuos, una práctica que causa un impacto muy positivo en el suelo que rodea a los invernaderos.

La huella hídrica es otra de las grandes preocupaciones para los ecologistas. La media española se eleva hasta los 844 m3 per cápita, mientras que en Almería desciende hasta los 44 m3. Este dato se explica desde el compromiso que los agricultores de la provincia demuestran ante el consumo sostenible de agua en sus cultivos y la eficiencia que caracteriza a los mecanismos de riego de los cultivos en los invernaderos de la provincia.

La agricultura ecológica es una apuesta motivada por el consumo de alimentos de estas características a nivel internacional. Según datos publicados por la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, la superficie dedicada a agricultura ecológica bajo plástico en Almería ha experimentado un crecimiento del 39% en las últimas dos campañas. La provincia habría pasado de las 2.099,6 hectáreas de producción ecológica en 2016 a las 2.920 estimadas para la campaña 2018-2019. En materia medioambiental, este modelo no requiere de combustibles fósiles, ya que se abastece exclusivamente de la energía solar. Asimismo, los plásticos se reciclan en su totalidad y los restos vegetales se reutilizan.

En cuanto a calidad y seguridad alimentaria, la región cuenta con la mayor concentración de laboratorios agrarios y con la mayor tasa de ingenieros agrícolas por agricultor en Europa, garantizando el valor de nuestros productos. Además, Almería promueve una agricultura transparente favorecida por la implantación de sistemas de trazabilidad en los invernaderos.

Pese a la incontestable necesidad de continua renovación, el agro almeriense es un referente en materia de sostenibilidad medioambiental.

 

Fuente: diariodealmeria.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor