Rusia incrementa anualmente su superficie de invernaderos tras el veto

Desde la imposición del veto ruso a los productos hortofrutícolas de la UE, la superficie de invernadero en Rusia ha aumentado en los últimos cinco años entre un 1 y un 4% interanual, gracias a un programa gubernamental de apoyo financiero para la construcción y modernización de infraestructuras de invernaderos. En 2014, el área total de invernaderos abarcaba unas 2.300 hectáreas, a finales de 2018 ya superó las 2.500 hectáreas y, según Elvira Sakhabutdinova de la empresa Vostock Capital, organizadora de las principales ferias agrícolas de la federación, la previsión es que haya 260 hectáreas de nuevos invernaderos en 2019 y 250 hectáreas más en 2020.

La web de ‘Almería en verde’, la revista de Coexphal, señala que en 2014, el 66,8% de los pepinos y el 20,2% de los tomates consumidos en Rusia se produjeron en el país, mientras que, para 2019, esas cifras ya van a alcanzar el 95% y el 65%, respectivamente. La producción total de hortalizas de invernadero en Rusia a finales de 2018 equivalía a 930.000 toneladas, según la misma fuente, mientras que en 2014 eran 691.000 toneladas. Además, en los próximos 4-5 años, el rendimiento esperado es de aproximadamente 1,5 millones de toneladas”.

El año 2014 supuso un antes y un después en el sector agroalimentario almeriense y para todo el continente europeo. Desde entonces, las medidas adoptadas por la UE y España para la apertura de nuevos mercados para compensar el veto ruso no han permitido alcanzar el volumen de exportaciones perdido, que para el conjunto de la UE ascendió a 2.394.295 toneladas en 2013, año previo al veto, por un valor de 1.911 millones de euros. En los cinco años transcurridos, y tomando como referencia los años 2013 y 2018, las exportaciones comunitarias a los países europeos que no forman parte de la UE han caído desde 4.002 millones de euros a 2.337 millones y aunque las exportaciones a América y Asia han crecido respectivamente en 297 millones totalizando 606 millones de euros, y 448 millones, totalizando 1.025 millones en 2018, no compensan las pérdidas de ventas a Rusia en estos cinco años estimadas en diez mil millones de euros, lo que ha tenido también consecuencias negativas sobre el nivel de precios en el conjunto de la UE, que ha absorbido el exceso de oferta generado.

 

Fuente: diariodealmeria.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor