Ronald Borst, de Van der Windt Verpakking:

¿Reciclar o compostar?

La reducción del plástico es actualmente un tema candente. Siempre que sea posible y el producto lo permita, se podría reemplazar el plástico por papel. El envase tipo flowpack, por ejemplo, es una forma de envasado en la cual se usa relativamente poca cantidad de material de embalaje. Sin embargo, muchos creen que el "plástico" debería estar prohibido. Un flowpack de papel podría ser entonces una solución.

CartoPaper como flowpack 

“CartoPaper no es un producto nuevo”, dice Ronald Borst, de la empresa holandesa Van der Windt Verpakking. “Solo se han agregado nuevas aplicaciones. Mientras que hace medio año nuestro enfoque estaba completamente centrado en el envasado de cebollas y patatas en una máquina de sellado vertical, ahora también podemos envasar con un sistema flowpack e incluso hemos descubierto las posibilidades que ofrece el topseal. CartoPaper se puede utilizar en muchos tipos de formatos. Incluso se puede usar con PET, aunque sellar PET con papel no es la combinación más obvia. Sin embargo, esta opción también genera un beneficio ambiental, aunque sea poco, al reemplazar una parte pequeña del plástico. Sellar pulpa o cartón es más obvio; no obstante, sellar PET es posible, y por eso lo ofrecemos”.

Máquinas de envasado
El papel es resistente a la humedad pero no es absorbente, y puede procesarse fácilmente en las máquinas de envasado existentes. "Se debe hacer una adaptación a la máquina, pero no se necesita realizar grandes inversiones", dice Ronald. “En la máquina de flowpack es donde se tiene que hacer el menor cambio, con la máquina de sellado vertical el hombro tendrá que ajustarse un poco, porque de lo contrario sería demasiado empinado para el papel. De todas formas, resulta muy útil invertir en una máquina que pueda procesar papel porque estas máquinas pueden cambiar al procesado del plástico más fácilmente que al revés. Para el futuro, preveo que el papel se usará tanto como el plástico".

No hay una única solución
Con CartoPaper, Van der Windt sigue la tendencia observable en el mercado. “Debido al rechazo del plástico por parte de la opinión pública, comenzamos a buscar otros materiales de embalaje. En mi opinión, no existe la solución única y definitiva para la reducción de plástico. Siempre hay dos lados en cada historia: ¿Deseamos material de embalaje reciclable o deseamos material compostable? El material PET se puede reciclar bien y en Europa logramos reciclar gran cantidad de los envases PET. Lo que ahora es muy popular es el uso del r-Pet en el envasado; esta es una aplicación que tiene más de diez años y que consiste en plástico reciclado, aunque no al 100%. Alrededor del 80% del material es reciclado, ya que las capas externas generalmente son plástico nuevo. Las compañías que están promoviendo este material venden vino añejo en botellas nuevas”. Pero esto no quita que el PET se reutilice de esta manera. Utilizar materiales compostables requiere una gran inversión por paquete, que luego es poco reconocido por el consumidor y, a menudo, no termina en el compostador. E incluso si termina en el compostador, se composta un material costoso, mientras que su reutilización se alza como una opción mucho mejor. También hay diferentes factores mediante los que se puede calcular el impacto ambiental de un determinado envase; por ejemplo, el consumo de agua, de energía, el espesor de un envase, su gramaje, etc. En realidad, un análisis LCA (Life Cycle Assessment, www.thelcacentre.com), es el único método científico correcto de comparar adecuadamente el impacto ambiental de los diferentes envases.

Sin embalaje
También está la opción de vender productos en las tiendas sin envasar. "En mi opinión, no envasar los productos frescos no es la solución. Es un secreto a voces que un gran porcentaje de productos hortofrutícolas ya se desecha. Si comenzamos a vender más productos sin envase, entonces ese porcentaje solo aumentará, ya que los productos tendrán una vida útil más corta y serán más vulnerables a los daños. Además, necesitaremos el embalaje para, por ejemplo, distinguir entre las frutas y hortalizas ecológicas y las convencionales en el supermercado. De lo contrario, existe la posibilidad de que los clientes pasen los productos ecológicos por la caja registradora en calidad de convencionales. ¡Sería más barato, al consumidor le convendría!". El uso del papel como embalaje es una gran alternativa. Después de su uso, se gestiona como papel viejo, se recicla y se vuelve a adecuar para una segunda vida.

Para más información:
Ronald Borst
Van der Windt Verpakking
Nieuweweg 10
2675 BC Honselersdijk (Países Bajos)
Móvil: +31 (0)6-51092337
Ronald.borst@vanderwindt.com    
www.vanderwindt.nl 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor