Universidad Estatal de Florida

Un equipo de investigadores trabaja para comprender la bacteria que ataca a los cítricos

Un equipo de biólogos se ha puesto los gorros de detective para investigar la complicada bacteria que hay detrás del greening de los cítricos, una problemática fitopatía que ha arrasado con campos de cítricos en Florida y ha amenazado la que una vez fue una próspera producción de naranjas.

Hay un problema: la bacteria causante del greening de los cítricos, Liberibacter asiaticus, no crece en un laboratorio, por lo que es casi imposible de estudiar.

La profesora asociada de Ciencias Biológicas Kathryn Jones y la investigadora postdoctoral Marta Sena-Vélez han diseñado un plan de ataque para comprender esta bacteria.

En un estudio publicado por la revista Applied and Environmental Microbiology, Jones y Sena-Vélez han recurrido a un pariente cercano de Liberibacter asiaticus llamado Liberacter cresens para ver qué información podían conseguir para explicar el greening.

"El objetivo general es saber cómo cultivar en laboratorio la bacteria causante del greening de los cítricos", dice Jones.

Pese a que Liberacter cresens se puede cultivar, crece despacio y necesita un mantenimiento cuidadoso. Las investigadoras controlaron diligentemente las muestras de bacteria, interesadas en cualquier posible información sobre su crecimiento o su influencia en el entorno circundante.

Ahí es donde la ciencia dio un giro inesperado. Mientras hacían pruebas con la bacteria en crecimiento, Jones y Sena-Vélez se dieron cuenta de que las muestras cambiaban su entorno y después morían.

Las bacterias se cultivaron en una solución neutra a base de agua, con pH7. En química, las soluciones a base de agua con menos de 7 se consideran ácidas, mientras que las que están por encima de 7 son alcalinas.

Las condiciones alcalinas envenenaron las bacterias y, por tanto, detuvieron el proceso de cultivo.

"En absoluto nos esperábamos ese resultado", afirma Jones. "Es una reacción muy extrema, lo que demuestra lo intrincadas que son estas bacterias. Pero aquí lo importante es también que nos ayudará a comprender la Liberacter asiaticus".

Sena-Vélez dice que estudiarán mejoras de los medios de cultivo de la bacteria para hacerse una mejor idea de cómo mejorar el proceso de cultivo. En última instancia, usarán lo aprendido en este proceso para intentar cultivar la bacteria que causa directamente el greening de los cítricos. En su estudio, Jones y Sena-Vélez exponen las modificaciones de las muestras que permitieron que continuara el crecimiento.

"El greening de los cítricos es un tema muy grave para Florida, así que hasta los pasos incrementales pueden marcar una gran diferencia en el trabajo general orientado a comprender esta enfermedad", indica Sena-Vélez.

La producción de naranjas en los Estados Unidos ha caído de forma constante en la última década, desplomándose de 7,98 millones de toneladas en la campaña 2007 a 2,2 millones de toneladas en 2018. La mayoría de estas pérdidas han ocurrido en Florida a causa del greening.

Este trabajo está financiado por una beca del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Al estudio también han contribuido Nick Cogan, profesor de Matemáticas en la Universidad Estatal de Florida, el estudiante de posgrado Manu Aggarwal y el técnico de laboratorio Sean Holland; y el profesor de la Universidad de Florida  Dean Gabriel y el científico investigador Mukesh Jain.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor