La hidroponía revoluciona la agricultura en Japón

El japonés Yuichi Mori ha revolucionado la agricultura, mediante el desarrollo de unas películas de polímeros transparentes hechas a base de un hidrogel permeable, que ayudan a almacenar líquidos y nutrientes, donde las plantas pueden crecer sin necesidad de tierra. El dispositivo originalmente estaba diseñado para un tratamiento de diálisis renal.

Además de permitir que la fruta y verdura crezca en cualquier entorno, la técnica consume un 90% menos de agua que la agricultura tradicional y no utiliza pesticidas, ya que los poros del polímero bloquean el paso de virus y bacterias. Los productos obtenidos en agricultura vertical son frescos, cultivados localmente, se pueden cosechar durante todo el año, están libres de pesticidas y no se ven afectados por el mal tiempo, dicen sus defensores.

Su empresa, Mebiol, tiene patentes para la invención registradas en casi 120 países y supone una auténtica revolución agrícola en Japón, un país con escasez de tierra cultivable y falta de mano de obra.

El cultivo en polímeros, tal y como lo hace Yuichi Mori, se practica en más de 150 localidades dentro de Japón, pero también en regiones como el desierto de Emiratos Árabes Unidos. El método también se está utilizando para reconstruir áreas agrícolas del noreste de Japón contaminadas por sustancias que llegaron con el tsunami después del gran terremoto de marzo de 2011.

Con la tecnología agraria, el gobierno japonés busca atraer a los jóvenes que tienen poco interés en trabajar directamente en el campo, en un intento por revivir una industria clave que cada vez cuenta con menos personas. En casi una década, el número de productores agrícolas japoneses ha caído de 2,2 millones a 1,7 millones y la edad media es de 67 años. Solo el 7% de la población activa de Japón está empleada en el campo, y la mayoría de los agricultores trabajan solo a tiempo parcial.

La topografía limita en gran medida la agricultura de Japón, que puede producir solo el 40% de los alimentos que necesita, ya que alrededor del 85% del territorio está ocupado por montañas y la mayor parte de la tierra cultivable restante se dedica a cultivar arroz. La alta tecnología, por lo tanto, ha permitido la expansión cultivos sin tierra. De hecho, a través de la producción en invernaderos e hidroponía, Japón ha podido expandir su producción de frutas y verduras, aumentando la productividad hasta cien veces frente a los cultivos convencionales.

A pesar del alto costo de energía que representa la agricultura hidropónica, el número de este tipo de fábricas en Japón se ha triplicado en una década, hasta casi 200 instalaciones actuales. El mercado hidropónico está creciendo en todo el mundo y actualmente representa unos 1.500 millones de dólares. De acuerdo con el pronóstico de Allied Market Research, se espera que se multiplique por cuatro para 2023, llegando a los 6.400 millones de dólares.

 

Fuente: bbc.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor