Elize Lambrechts, de Elim Boerdery, De Doorns

La única mujer de Sudáfrica que dirige una explotación de viñedos

Hace veinte años, cuando Elize Lambrechts fue nombrada gerente general de las tres fincas vitícolas del Boland (Elim, Lentelus y Môreson) que forman Verdorsniet Boerdery, era la única mujer que ocupaba tal cargo y, hoy en día, es la única mujer que dirige una explotación de viñedos en Sudáfrica.

Elize Lambrechts (foto: Carmé Naudé, Hortgro)

En las 53 hectáreas de producción, en estos momentos se lleva a cabo el importante trabajo de preparación de la cosecha, antes de que los viñedos empiecen a florecer. Su cosecha –muchas rojas sin semillas como Crimson, además de blancas y negras sin semillas– es un poco más tardía (comienza en enero) que la mayoría de viñedos que rodean el valle del río Hex, para así tomar el relevo sin interrupciones a los viñedos más tempranos de Piketberg, de la productora y exportadora Suiderland Plase, a quien abastecen.

Elize creció en Saffier, una explotación vecina, ayudando a su madre a recolectar las uvas cuando era niña. No acabó el colegio, pero aprendió a conducir camiones y tractores, y así pasó de directora de equipo a supervisora y a gerente de planta de envasado. Cuenta con experiencia práctica en todos los aspectos del cultivo de uvas que, sin lugar a dudas, muy pocos encargados de explotación agraria poseen.

Cuando el propietario, Louis de Kock, le preguntó si estaría interesada en el puesto de encargada, su primera reacción fue negativa. "No creía que pudiera hacerlo, pero más tarde un conductor de camión de la explotación me dijo: 'Inténtalo, dale una oportunidad'. Y eso hice".

Demostrar su valor en un mundo de hombres
Elize asistió a todos los cursos que pudo sobre producción de uvas (en muchos de ellos, fue la primera mujer en graduarse), poniéndose al tanto después de cada reunión con sus homólogos (invariablemente, varones blancos) de otras explotaciones vitícolas, para saber siempre de lo que hablaba.

En su reciente discurso de aceptación del premio al trabajador agrícola avanzado de Hortgro, dijo que, con frecuencia en su carrera, los visitantes de la explotación se niegan a creer que ella pueda ser la encargada de una finca exportadora de uva de éxito.

Pero no hay ningún prejuicio por parte de Suiderland Plase; por su parte, Elize solo ha sentido respeto desde el principio: "Nadie se sorprendió cuando Louis nombró a una mujer de color encargada de esta explotación. Suiderland siempre me ha hecho partícipe de las operaciones, como a cualquier otro encargado de explotación", dice Elize, que señala: "Han sido dos años difíciles en el sector vitícola y  ha ayudado mucho formar parte de un grupo grande como Suiderland".

En los últimos años, los temporeros de otras partes del sur de África han empezado a trabajar en De Doorns, y Elize ha tenido que enfrentarse al machismo de algunos hombres que no aceptan fácilmente la autoridad de una mujer. "Al principio lo dejé claro: yo te respetaré a ti si tú puedes respetar mi autoridad como tu encargada".

Se toma un particular interés en las carreras de los jóvenes, no solo en la finca, sino también en la comunidad en su amplio sentido, ayudando con las admisiones en las universidades y en las solicitudes de becas, y señala con satisfacción que ha ayudado a encontrar empleo a muchos, tanto en la agricultura como en otros sectores.

Elize Lambrechts con Olivia Tutani, Thobeka April y Charmain Snyers (foto: Carmé Naudé, Hortgro)

"Las personas y la tierra van de la mano"
La producción de uva no es fácil –Elize cuenta que derramó lágrimas cuando las lluvias intempestivas destruyeron la cosecha–, pero la impulsan una pasión por las personas y una pasión por la agricultura que, indica, son inseparables. "Las personas y la tierra van de la mano. Les digo a mis trabajadores que no menosprecien su valor. Deberían sentirse honrados de trabajar en la agricultura. Todos nos necesitan, desde el presidente al hombre más pobre de la calle".

En mayo de este año, su vida dio un giro inesperado cuando un accidente de coche le costó la vida a su hijo, Ruan Lambrechts, estudiante de agricultura y heredero de la pasión de su madre por las personas y la agricultura. Su fallecimiento le robó temporalmente la alegría que siente en su trabajo: "Veía su cara en todos los rincones de la explotación".

Le gusta reconocer el mérito del apoyo incondicional de sus empleados y de la comunidad de De Doorns, así como de South African Table Grape Industry, que no han dejado de hacerle saber que el sector vitícola sudafricano la necesita y la han ayudado a reincorporarse a su puesto después de una ausencia de cuatro meses, justo a tiempo para el inicio de una nueva temporada de uva.

"No puedo alejarme de la agricultura. Cuando hablo de la agricultura, me apasiono".

Su sueño sería tener una parcela de tierra propia (la tierra que siempre pensó que le dejaría a su fallecido hijo) que tendría una doble función como finca de producción comercial y como lugar de prácticas agrícolas para los estudiantes.

"Llevo la agricultura en la sangre. Es algo de lo que estoy muy orgullosa". Es evidente por qué el sector quiere aferrarse a la pasión de Elize Lambrechts.

Más información:
Elize Lambrechts
Elim Boerdery
Tel.: +27 72 3006 128
Email: elambreghts@gmail.com


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor