Australia: Mejora de la productividad en una finca bananera gracias a las modificaciones en una máquina

Un productor de banana de Innisfail, Australia, ha podido mejorar su productividad mediante la introducción de orugas de goma en su máquina ensacadora, reduciendo el daño a las parcelas de cultivo.

"Las orugas han sido efectivas para reducir los surcos y el tamaño de estos", dice Mark Nucifora. "Es difícil decir con certeza cuán efectivas serán, ya que solo llevamos usándolas siete u ocho meses, y realmente se necesitan hasta tres años de prueba para ver los resultados reales. Pero las orugas funcionan y la máquina también, así que no tenemos problemas para hacer el trabajo".

Nucifora comenta que comenzó a usar las orugas en agosto de 2018, porque la finca estaba teniendo muchos problemas con los charcos y surcos donde trabajaba la máquina de ensacado. La fruta se dañaba y las máquinas se atascaban, lo que consumía mucho tiempo y era un obstáculo para los trabajadores en esas zonas.

Para intentar aliviar ese problema, analizó una serie de medidas, incluyendo cambiar los aspersores de los árboles a un sistema de goteo, y ampliar las filas, así como intentar conducir menos por la zona.

"Me di cuenta de que incluso con esas soluciones, cambiarían las prácticas de cultivo en nuestra finca y costaría mucho dinero", expresó. "Sabía que en esta época del año, que suele llover mucho, terminaríamos con surcos. Así que, después de pensarlo mucho, decidí optar por modificar la máquina que causa el mayor daño en la finca, la máquina de ensacado. Llegamos al punto en que decidí que necesitábamos una mejor flotación en los neumáticos que teníamos, lo que me llevó a usar las orugas de goma".

Foto: Nucifora (extremo izquierdo) en el Australian Banana Industry Congress de este año

Aunque el sistema ha sufrido un gran desgaste desde su introducción, requiere mantenimiento diario continuo y mantenimiento y pruebas continuas, Nucifora opina que ha valido la pena la inversión.

"No hay duda de que la opción de las orugas es más cara en cuanto a capital inicial que un juego de neumáticos nuevos, que cuestan alrededor de 1.500 $”, concluyó. "Para que una oruga reemplace la configuración de ese neumático, probablemente se necesiten 6.000- 7.000 $, y luego las modificaciones reales a la máquina para la instalación y ajuste de esas orugas cuestan otros 14.000 $. En general, probablemente nos costará alrededor de 40.000 $, pero estamos descubriendo que, por el comportamiento de las orugas y el suelo, hay una reducción en la cantidad de surcos y su tamaño".


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor