Cómo reemplazar las bolsas de plástico

Después de que los estados y territorios australianos introdujeran las restricciones respecto a las bolsas de plástico, los supermercados como Woolworths recientemente han comenzado a ofrecer alternativas como bolsas de papel. Pero para disgusto de los consumidores con conciencia ecológica, es difícil ir a un supermercado últimamente y no sentirse frustrado por la abrumadora presencia de plástico. Ya sean bolsas de plástico para las hortalizas o bananas, y manzanas envueltas en este material, el envasado de plástico transparente no desaparecerá a corto plazo.

Pero el hecho de que las alternativas respetuosas con el medio ambiente no estén más disponibles no es por falta de ganas. "Hay polímeros sintéticos que tienen propiedades excelentes, pero son mucho más caros", dice Graeme George, profesor de la Universidad de Tecnología de Queensland. Uno de ellos es el polihidroxibutirato, o PHB. Se encuentra entre una clase de plásticos que son bioderivados y biodegradables. Debido a que el PHB está hecho por microorganismos, se descompone cuando se entierra en el suelo.

"Ese plástico existe desde la década de 1970, por lo que ya hace 50 años y aún no se ha podido comercializar por completo", explica el profesor George. “Todo tiene que ver con los costes".

Las bolsas de plástico tradicionales están hechas de etileno, derivado del petróleo o el gas natural, que no se degrada fácilmente y, como resultado, en su mayoría terminan en vertederos. Pero el proceso de fabricación es altamente automatizado, económico y sus propiedades son perfectas para su propósito. A pesar de todo el trabajo realizado, las alternativas biodegradables son aún más caras.

El profesor George, que ha desarrollado su carrera profesional en el campo de la química macromolecular y de materiales y ha estudiado los problemas ambientales de los plásticos, dice que hay un material que ha recibido mucha atención debido a su potencial para reemplazar a las bolsas de plástico estándar a bajo coste: el almidón.

"Estamos más familiarizados con el almidón como alimento que para cualquier otro fin", reconoce, pero los polímeros a base de almidón podrían proporcionar una fuente más barata de material plástico biodegradable, aunque hasta ahora carece de la resistencia de las bolsas de plástico normales”.

No obstante, tales alternativas se han probado recientemente en Australia. El año pasado, se probaron bolsas livianas "compostables" para frutas y hortalizas hechas en un 98 por ciento de almidón de maíz en dos supermercados del sur de Australia.

Fuente: au.news.yahoo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor