Aguacates, el codiciado objetivo de los ladrones en España

Los robos en las producciones andaluzas de aguacates se repiten periódicamente, motivados por los altos precios que esta fruta alcanza en los mercados. Los productores de esta fruta de la comarca de la Axarquía, en Málaga, denuncian una y otra vez robos en sus fincas desde hace años. Las condiciones climáticas de la zona son casi perfectas para la producción de aguacates, que han florecido hasta convertirse en un negocio que ronda las 45.000 toneladas de producción anual y factura unos 120 millones de euros. Málaga es la principal productora europea de esta fruta con más de 6.500 hectáreas de cultivo, que tiene como principal competidor la cercana Costa Tropical de Granada, con otras 4.000 hectáreas.

“Yo era muy escéptico, hasta que me tocó”, afirma Juan Antonio Reyes, responsable de Reyes Gutiérrez, una de las mayores empresas de Vélez-Málaga. Cuenta con 60 hectáreas de aguacates, pero también comercializa el fruto de medio millar de pequeños agricultores. “A la inmensa mayoría les han robado”, subraya el empresario. También a él. Cinco veces en lo que va de año, “varios” miles de kilos.

Para contrarrestar los robos ha aumentado las medidas de seguridad. A la vigilancia tradicional ha sumado un sistema de infrarrojos y otro de videovigilancia. La tecnología le ayuda a controlar mejor las cabeceras de sus terrenos, pero poco más. Por eso ha pedido presupuesto para contar con una flota de drones que cubra más superficie y, ante cualquier problema, avisen automáticamente a los agentes policiales. 

Los pequeños agricultores, sin embargo, no tienen tantas posibilidades para invertir en seguridad. Y al anochecer, cuando acaban su jornada laboral, sus árboles son presa fácil para los ladrones. El tamaño medio por finca es de una a tres hectáreas y para llegar hasta ellas hay un laberinto de caminos que es muy difícil vigilar en su totalidad. Para ayudar, hay pueblos que también están impulsando medidas, como Torrox, cuyo alcalde, Óscar Medina, ha apostado por la instalación de videocámaras en los principales accesos a las fincas de su municipio. Otra opción muy extendida es recoger la fruta antes de que termine de madurar con el objetivo de asegurar la cosecha.

“El problema es gravísimo”, insiste Miguel Gutiérrez, secretario de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales, con base en Vélez-Málaga. Para paliarlo, el Gobierno creó en verano de 2018 un nuevo grupo Roca (acrónimo de robos en el campo) de la Guardia Civil –formado por agentes especializados en estos delitos– destinado a la Axarquía. Está compuesto por un cabo y cuatro guardias, que realizan una vigilancia casi constante.

Entre otros éxitos, el nuevo equipo acabó con una organización de nueve personas dedicadas al robo de fruta tropical en la zona, que habían sustraído fruta por un valor superior a los 170.000 euros. 

 

Fuente: elpais.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor