La española Frescitrus prevé una merma en producción de cítricos de hasta el 30%

La sociedad agraria onubense Frescitrus estima que en la actual campaña (2019/2020) se registrará una merma de producción que oscilará entre el 25 y el 30% con respecto a la campaña anterior, en la que recolectaron 16.235.000 kilos de naranjas y 21.281.000 kilos de clementinas.

Alfonso Tomé, gerente de la entidad precisa al respecto que “en naranjas, entre la producción que tuvo Frescitrus el año pasado y el aforo que tenemos para esta campaña, podemos estar hablando que la reducción puede llegar hasta el 26%, aunque ya nos estamos dando cuenta que en algunas variedades se van a recolectar menos de lo estimado en los aforos realizados”.

En clementinas, según Alfonso Tomé, “no vamos a tener tanta diferencia entre una campaña y otra porque han entrado en producción numerosas parcelas que teníamos injertadas”. No obstante, añade el gerente de Frescitrus, “si analizamos por variedades: en Nadorcott tenemos un 10% menos entre la producción del año pasado y el aforo previsto; en Clemenules, casi un 40% y en Clemenvilla podemos estar hablando sobre un 30%”.

La excepción se produce en la variedad protegida Tango, donde se calcula que se registrará un incremento del 188%.

Por lo que respecta a las variedades tempranas (Clemenrubí, Oronules, Cultifort, Orogrós y Clemenpons), Alfonso Tomé precisa que “la fruta ha venido en su fecha, entre el 20 y 23 de septiembre, y con una calidad óptima, por lo que ya se han cosechado todas las parcelas”.

Aunque aún faltan datos por concretar, el gerente de la sociedad estima que la producción de las variedades tempranas, que contabilizan unas 340 hectáreas, puede rondar los 5 millones de kilos durante esta campaña.

Aunque los precios están al alza, entre un 35 y 40% más que en la anterior temporada, Tomé reconoce que “hay parcelas donde van a faltar muchos kilos por recolectar” y eso puede influir en el rendimiento final.

Frescitrus, que ha incorporado una parcela de naranjas en producción ecológica esta campaña en Villanueva de los Castillejos, cuenta con una facturación anual cercana a los 50 millones de euros. El principal destino de las naranjas, clementinas y mandarinas que cosechan es el mercado nacional, en torno a un 60%, mientras que el resto se traslada a los mercados europeos, principalmente Portugal, Francia, Bélgica, Suecia e Italia.

La sociedad agraria también cuenta con unas 30 hectáreas dedicadas al cultivo del kaki, en concreto de la variedad tardía de Rojo Brillante. Si en la campaña anterior cosecharon en torno al millón de kilos, el aforo realizado para esta estima que la producción rondará los 840.000 kilos.

 

Fuente: agrodiariohuelva.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor