Día de la Fresa 2020

Los precios altos se aprecian mejor que las temperaturas altas en el sector de la fresa

Los altos precios que se registraron en el mercado de la fresa holandés y belga en el período previo a Navidad se han mantenido altos hasta ahora. Muchos volúmenes se despachan bajo programas y los lotes que se venden en el mercado libre son limitados pero con precios altos. Dentro de poco despegarán las importaciones del sur, para las cuales hay buenas expectativas, según se ha podido observar en el Día de la Fresa 2020, que tuvo lugar el pasado 8 de enero en la ciudad holandesa de Bolduque.

A principios de diciembre todavía había un mercado difícil con precios bajos, ya que en ese momento entraba bastante producto de Egipto. Sin embargo, hacia la Navidad, los precios subieron porque los consumidores en los Países Bajos y Bélgica tradicionalmente prefieren pagar un poco más por el producto de cosecha propia, lo que es bueno para los productores holandeses y belgas.


Johan Van Alphen, de Special Fruit, se detuvo en el stand de la organización de productores belga Coöperatie Hoogstraten, donde estaban Marcel Biemans y Peter Rombouts.

Buen clima, buenas expectativas de importación
Los precios alcanzaron un máximo de doce euros por kilo en la segunda semana de enero, al igual que el año pasado. Actualmente es normal encontrar precios de seis a siete euros por kilo para el producto de calibre A (31-35 mm). Pero ahora habrá que esperar y ver cómo reaccionará el mercado cuando coja ritmo el suministro desde el sur.

A diferencia del año pasado, cuando el frío en España ralentizó el suministro, las condiciones han sido buenas este año. Por lo tanto, las expectativas para la importación son prometedoras. The Greenery, por ejemplo, empezará este próximo lunes con la venta de fresas importadas bajo la marca Sweet & Sunny.


El equipo de frutos rojos de The Greenery en el Día de la Fresa: Rob van der Weele, Marin Robbertsen, Arno Renne, Klaas de Jager, Johan de Jongh y Sjraar Hulsman

¿Qué hace la falta de frío con el cultivo de primavera?
En España no se ha registrado frío de verdad hasta ahora, al igual que en los Países Bajos y Bélgica. Esto es malo para la venta de abrigos de invierno, pero si las altas temperaturas persisten durante demasiado tiempo, también puede ser malo para las producciones de primavera de los productores holandeses y belgas. El cultivo de fresas necesita un poco de frío.


Johan Van Alphen hizo una ronda por la feria y también se detuvo en el stand de la subasta Veiling Zaltbommel. Aquí se ve a Johan con Henk Bekkers a la izquierda y Arthur Elsen a la derecha. Veiling Zaltbommel comenzó a traer las Elsanta de Portugal a principios de diciembre y continuará con esta variedad hasta finales de abril/principios de mayo. Pronto se agregarán las “fresas de sabor” Gariguette.

En general, el estado de ánimo es bueno entre los productores y comerciantes. Cada vez más productores apuestan por los cultivos de invernadero (iluminados). Especialmente para los productores con cultivos iluminados, los altos precios son bienvenidos para cubrir los costes.


Harrie Jonker, Martin Wakker, Matthias Timmer y Hans Lodder de FruitMasters, cuyos productores entrarán en cosecha a partir de mediados de marzo.

En un mercado con muchos altibajos, mirar hacia el futuro es difícil. A veces se dice que un precio estable de cuatro a cinco euros por kilo podría ser mejor. Las condiciones meteorológicas, incluso más que las fuerzas del mercado, no pueden predecirse, y ese factor siempre tiene una gran influencia.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor